Archivos:  2007  | 2008  | 2009  | 2010  | 2011  2012  2013

E L    E C O N O M I S T A    D E    C U B A                             -- edición online --

 PORTADA | Mapa del Sitio   

Francia: La multa contra el BNP Paribas viola las normas de OMC
Por Carmen Esquivel Sarría (PL)
Francia: Una multa de Estados Unidos contra el BNP Paribas aviva el debate sobre las leyes extraterritoriales

[12.06.2014]- Actualización 1:20 pm de Cuba

PL - El rechazo a la sanción multimillonaria estadounidense al BNP Paribas continúa hoy en Francia, donde diversos especialistas la consideran una transgresión a las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y el derecho internacional.

Washington amenaza al banco galo con una multa de 10 mil millones de dólares y la suspensión temporal de su licencia en ese territorio por la supuesta violación del bloqueo económico, comercial y financiero a Cuba y contra otros países.

En un artículo publicado en París, el profesor de derecho Xavier Boucobza recuerda que un bloqueo sólo puede tener legitimidad universal si es adoptado por la ONU o por una convención mundial largamente ratificada.

Por el contrario, dijo, nada puede legitimar que los puntos de vista de un país en un contencioso con otro sean impuestos en el resto del planeta.

"Si todos los países actuarán así, el derecho internacional devendría una verdadera torre de Babel", señala Boucobza en su artículo titulado "El caso BNP y el imperialismo jurídico norteamericano".

El profesor de la universidad París SUD considera que Europa debería actuar contra la extraterritorialidad de las leyes, a menos que sean adoptadas por la Organización de Naciones Unidas.

Otro especialista, Régis Bismuth, alerta que detrás de la multa irracional contra el BNP Paribas hay un fenómeno más profundo: "el privilegio económico de Estados Unidos parece convertirse en privilegio legal". "Apoyados sobre el billete verde, la aplicación fuera del país del derecho norteamericano no conoce ningún límite espacial o personal. Estados Unidos puede así dictar al resto del mundo su política de embargo", advierte Bismuth.

El abogado alertó que imponer esta disposición a toda persona que realice una transacción en dólares, independientemente de su residencia o nacionalidad, constituye una contravención de las reglas de la OMC.

Bismuth espera que el próximo ejecutivo de la Unión Europea se comprometa no sólo con el caso del BNP Paribas, sino también en rechazar las leyes extraterritoriales norteamericanas.

Ello, afirmó, pasa por acudir en primer lugar al Órgano de Solución de Diferencias de la OMC y después por llevar al tema a las negociaciones para un tratado trasatlántico entre la Unión Europea y Estados Unidos.

La sanción impuesta por Estados Unidos al banco francés BNP Paribas por supuesta violación del bloqueo contra Cuba y otros países tensó las relaciones bilaterales y avivó el debate sobre por qué Europa debe acatar leyes extraterritoriales norteamericanas.

Las autoridades estadounidenses pretenden que el primer grupo financiero galo pague una multa de 10.000 millones de dólares (alrededor de 7.300 millones de euros), algo así como el presupuesto anual de ministerios como los de Cultura o Justicia, al decir de los expertos.

"Este es un ejemplo de una decisión injusta y unilateral", afirmó el canciller Laurent Fabius y advirtió que el monto no es razonable y podría tener un efecto devastador para la economía francesa.

Además de la descomunal multa, Washington prevé una suspensión temporal de las operaciones del BNP Paribas en ese país, lo cual le impediría realizar transacciones en dólares.

Ello comprometería el futuro de 15 mil 160 empleados de la entidad financiera en Estados Unidos, Canadá y México, zona que representa alrededor del 10 por ciento del volumen de negocios para el banco.

Por si fuera poco, las autoridades judiciales norteamericanas exigen que el BNP Paribas despida a una docena de directivos que supuestamente participaron en las operaciones prohibidas.

Según el encargado del regulador bancario de Nueva York, Benjamin Lawsky, los responsables deben ser "multados, despedidos, encarcelados y despojados de sus bonos".

¿Por qué una entidad europea debe acatar las leyes impuestas al otro lado del Atlántico? Esa es la pregunta que se hacen en Francia numerosos funcionarios y políticos de distintas tendencias.

El primero en colocar el tema sobre la mesa fue el ex titular de Comercio Exterior Pierre Lellouche, quien calificó como particularmente chocante la sanción.

Al tratar de imponer sus leyes extraterritoriales a las sociedades extranjeras, los Estados Unidos socavan el derecho internacional, denunció Lellouche.

El ex primer ministro conservador y antiguo canciller Dominique De Villepin, quien se opuso a la guerra de Estados Unidos contra Iraq, también condenó la multa contra el BNP Paribás.

Las empresas europeas cumplen las normas europeas, ellas no tienen que sufrir el yugo de los americanos. Los estadounidenses fijan sus reglas y nosotros fijamos las nuestras, advirtió De Villepin.

Desde las filas de la Unión de Demócratas Independientes, Christophe Fromantin, consideró que este caso muestra la urgencia y el desafío de una mayor ambición para el euro.

"No podemos imaginar que el comercio mundial esté entre las manos de un país que, por su propia voluntad y por la influencia de su moneda, pueda decidir la legalidad de la casi totalidad de las transacciones comerciales", dijo.

El problema se desencadena en momentos en que Europa y Estados Unidos negocian un acuerdo de libre comercio.

El Palacio del Elíseo envió una carta a la Casa Blanca donde advirtió sobre las consecuencias de esta desmesurada multa y el tema fue objeto de análisis durante la visita del presidente norteamericano, Barack Obama, para participar en los actos por el 70 aniversario del desembarco aliado en Normandía.

París ha advertido que esa sanción desproporcionada podría generar un riesgo sistémico en la economía del país y las finanzas internacionales.

Tanto el presidente, como el canciller y el titular de Finanzas, Michel Sapin, señalaron que una decisión injusta enviaría una mala señal cuando se discute el acuerdo trasatlántico.

Políticos, economistas y otros expertos consideran que el gobierno debe dar una respuesta firme ante esta multa excesiva contra el mayor banco que cotiza en la bolsa de valores.

Durante un coloquio efectuado este fin de semana en la sede del Partido Comunista Francés (PCF), la abogada Sophie Thonon señaló que la solución no es rebajar la multa.

Lo que hace falta, dijo, es exigir a Washington la eliminación de legislaciones como la Helms-Burton y Torricelli, con las cuales aplica sus leyes fuera del territorio y viola las normas internacionales.

Obey Ament, responsable para América Latina del PCF, recordó que desde hace muchos años personas y empresas galas se ven afectados por medidas extraterritoriales, sin embargo, el tema ha tenido ahora más repercusión porque toca los intereses de la banca francesa.

Según la opinión de analistas consultados por esta agencia, después de casos como el espionaje masivo de Estados Unidos a Europa y ahora la multa descomunal a la banca, Francia debería dar una respuesta contundente y no firmar el tratado trasatlántico, si persisten estas políticas.

PORTADA | Mapa del Sitio    


Añadir Feeds

© Copyright 1997-2014  El Economista de Cuba EDICION ONLINE
Publicación Digital de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba  ANEC
Calle 22 esquina a 9na Nro. 901. Miramar. Playa. La Habana. Cuba 
Teléfonos: (53-7) 29 3303 y 29 2084 Fax: (53-7) 22 3456 

Hospedaje: Infocom. La Habana.