Archivos:  2007  | 2008  | 2009  | 2010  | 2011  2012  2013

E L    E C O N O M I S T A    D E    C U B A                             -- edición online --

 PORTADA | Mapa del Sitio   

En Cuba: Vender y comprar con las dos monedas
Por Ladyrene Pérez, y Oscar Figueredo Reinaldo
La venta en dos monedas se presta en todas las unidades minorista de CIMEX, lo cual incluye la venta de mercancías, los servicios gastronómicos, los de recreación y la venta de combustible, más recientemente.

[14.01.2015]- Actualización 9:20 am de Cuba

A casi un año de la puesta en marcha de la experiencia de ofrecer servicios tanto en CUC (peso convertible) como en CUP (peso cubano), en establecimientos comerciales del país, un equipo de Cubadebate recorrió algunos puntos de venta de la corporación CIMEX en la capital. La iniciativa, que responde a las transformaciones económicas que experimenta el modelo económico cubano en aras de eliminar la doble moneda, parece haber ganado rápidamente adeptos. Sin embargo, existen algunas cuestiones que entorpecen su desenvolvimiento.

Entre los aspectos más relevantes que destaca la población, está que el pago en dos monedas evita que los clientes se trasladen hacia las CADECAS para efectuar el cambio, además de que pueden completar una operación de compra, con diferentes instrumentos de pago, como tarjetas magnéticas y efectivos en ambas moneda.

“El público ha acogido bastante bien esta medida, sobre todo porque ya no tienen que ir a CADECA para efectuar los cambios de moneda y con esto se evitan las colas que generaba esta operación”, expresó Libia Arias, cajera dependiente del quiosco de 70 y 29, del capitalino municipio de Playa.

Sobre este mismo tema, Maylen Morfis Ávila expresó que la venta en dos monedas es una buena opción para la mayoría de los cubanos.

“Nosotros ganamos en CUP. Además ahora uno tiene la opción de comprar en cualquier moneda, incluso mezclarlas a la hora de la adquisición de cualquier producto.”

El proceso, que ha tenido una aplicación progresiva en todo el país, se presta en todas las unidades minorista de CIMEX, lo cual incluye la venta de mercancías, los servicios gastronómicos, los de recreación y la venta de combustible, más recientemente.

“En la actualidad ofrecemos el pago en CUP en 65 servicentros con posibilidad de extender este servicio a otros 465 establecimientos más”, recalca Bárbara Soto, vicepresidenta Comercial deCIMEX.

Para facilitar al cliente el cálculo de la mercancía a pagar, cada instalación exhibe una lista con la conversión de los precios, según la tasa de las Casas de Cambio (CADECA), y cada cajero cuenta con ese listado a fin de facilitar la operación comercial.

“No todos los clientes conocen que existe este instrumento para contabilizar o realizar la conversión de sus gastos, el cual es bastante útil a la hora de sacar las cuentas”, expresó Adis Montesino, cajera de electrodomésticos de Carlos III.

Billetes pequeños para “altas transacciones”

A pesar del buen paso que no pocos dejan de reconocerle a la venta de productos en CUP en las tiendas comercializadoras, existen aún dificultades que entorpecen el normal desarrollo de dicha actividad.

“Es engorroso cuando uno viene a una de estas tiendas y tiene que comprarse cosas que cuestan bastante, sobre todo, porque la cantidad de dinero cubano con el cual hay que cargar es muy grande”, expresó Susana Lafita, en el Centro Comercial “La Puntilla”.

Historia similar nos relata Gabriel Ortega, jefe de turno de caja central de Plaza Carlos III, en Centro Habana: “A nosotros se nos han presentado clientes en la sección de Electrodomésticos con una mochila llena de no solo de CUP sino de menudo, entonces se nos hace muy muy complejo contar los billetes y contar el menudo”.

Si a esta situación se le suma la poca disponibilidad de cajas contadoras de billetes, el proceso de pago para este tipo de clientes puede ser muy molesto.

“No se cuentan con las máquinas contadoras de billetes que hacen falta para recibir el dinero y agilizar el trabajo del cajero. Nosotros sabemos que tenemos algunos productos cuyos precios de ventas son altos, como son los equipos electrodomésticos y eléctricos o los propios muebles y que generan un gran volumen monetario y si se tiene en cuenta que los billetes que están circulando son de baja denominación (hasta cien pesos) esto provoca demoras en las colas, hace que los trabajadores inviertan más tiempo para vender un artículo y provoca demoras excesivas. Por ejemplo, la venta de los electrodomésticos, que llevan otro tipo de documentos como la propiedad, y el modelo de garantía, más contar esa cantidad de dinero”, añadió Soto.

Según directivos del sector, CIMEX hizo un levantamiento en todo el país para habilitar estas máquinas contadoras primeramente en los grandes centros comerciales donde acude la mayor cantidad de población. Seguirá extendiéndose a partir del plan de inversiones de este año.

Sin embargo, para los propios clientes esta será solo una parte de la solución al problema, pues si bien esta medida ayudaría a agilizar las colas, en opinión de varios de los encuestados otra opción sería elevar la denominación de las monedas que circulan actualmente en el país.

“No es lo mismo contar 20 mil pesos en billetes de a 20 que de a 100. Yo creo que habría que inventar una edición nueva de billetes. No es fácil estar con una jaba de dinero para ir a comprar un televisor. Nosotros compramos uno el otro día y costaba 10 mil pesos, así que imagínate la demora para contarlo… y al final uno no tiene todo el tiempo para eso”, expresó en la tienda Carlos III de La Habana, el cienfueguero Darían Torres.

Además de la demora, los propios directivos de las entidades reconocen que al circular monedas con tan bajas denominaciones y al no contar la caja con las condiciones necesarias para recibir tanto dinero, se deben multiplicar el número de extracciones diarias en los establecimientos comerciales.

Problema que no parece afectar en los quioscos (punto de ventas más pequeños), pues su flujo monetario en CUP no es tan grande.

“A nosotros no nos pasa como en las grandes tiendas donde hay mucho volumen de entrada de moneda nacional; eso si, contamos con nuestra propia caja fuerte para evacuar el dinero que se deposita”, recalcó Libia Arias, cajera dependiente del quiosco de 70 y 29, en Playa.

Otras de las dificultades que identifican los cajeros por el empleo de billetes de hasta solo 100 pesos cubanos, es la posibilidad de que se falsifiquen los billetes.

“Es un riesgo asumir tanta cantidad de dinero pues cuando se recoge monedas de tantas denominaciones- sobre todo de 20 y 50 pesos-, uno debe hacer los cálculos muy rápido y no hay como detectar el dinero falso. Y eso puede ser un problema para el cajero”, alertó uno de los dependientes de la Plaza Carlos III.

La mayoría de la población reconoce que a pesar de estas dificultades, son válidos los pasos para ofrecer un mejor servicio en cada establecimiento y sobre todo para lograr que la deseada unificación monetaria se haga realidad.

PORTADA | Mapa del Sitio    


Añadir Feeds

© Copyright 1997-2015  El Economista de Cuba EDICION ONLINE
Publicación Digital de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba  ANEC
Calle 22 esquina a 9na Nro. 901. Miramar. Playa. La Habana. Cuba 
Teléfonos: (53-7) 29 3303 y 29 2084 Fax: (53-7) 22 3456 

Hospedaje: Infocom. La Habana.