Archivos:  2007  | 2008  | 2009  | 2010  | 2011  2012  2013  |2014  2015

E L    E C O N O M I S T A    D E    C U B A                             -- edición online --

 PORTADA | Mapa del Sitio   

Política monetaria heterodoxa (QE), guerra de divisas e ´inercia inflacionaria´
Por
Alberto Graña

[24.05.2015]- Actualización 11:00 pm de Cuba

Fue el ex ministro de economía brasilero Guido Mantega quien en julio del 2011 –en entrevista en el Financial Times- informó de los efectos negativos en el mercado cambiario brasilero  y en sus exportaciones por causa de la deprecación del USD, alentada por políticas monetarias expansivas (o QE)  en  EEUU, Inglaterra y Japón para inflacionar sus desinfladas economías. En Brasil, el efecto inmediato fue la más importante apreciación  del Real brasilero respecto del dólar desde la crisis asiática de los años 90.

El mismo Mantega- en 2013- declaró -también al Financial Times- que la FED manipulaba la política cambiaria usando una “mezcla de herramientas..., incluyendo intervención gubernamental directa, imposición de controles de capital e, indirectamente, facilitación monetaria” (QE).

En verdad, la brusca revaluación del Real afectó seriamente a sus exportadores pero causó el efecto inverso en los exportadores norteamericanos quienes aumentaron sus ingresos. Es lo que el FMI conoce- y prohíbe en sus estatutos- como devaluaciones competitivas, base de la competitividad espúrea.

Desde el colapso del 2008, el riesgo de brotes de guerra de divisas han estados  asociados y alentados por sendas políticas monetarias expansivas japonesa y norteamericana[1]. Y, con ello, viene solo el aumento de la volatilidad cambiaria y la reestructuración de rentabilidades relativas  internas en moneda extranjera y de portafolios de inversiones de las empresas.

Hace solo unos meses, en la misma línea de razonamiento, Ugarteche y Valencia [2] previeron una posible nueva guerra de divisas desde que desde a mediados de enero del 2015, el Banco Central Suizo retiro el piso de 1.20 francos suizos por euro y bajar las tasas de interés de -0.25 a -0.75%[3].

Adicionalmente y muy importante para el presidente Obama es el hecho de que - la institución - de la manipulación cambiaria ha devenido en uno de los principales obstáculos para la suscripción final del ATP [4] y TIIP, dos de sus acuerdos de regionalización mundial (atlántico y pacifico)

Internacionalización de la QE

Desde nuestra óptica, en el año 2015, lo característico e históricamente inédito fue el hecho de que los más importantes bancos centrales, bajo diversas modalidades de QE, concurrirán en bandada, al rescate de sus ineficaces sistemas bancarios y financieros.

En solo 2 años -2009 al 2011- la Reserva Federal (FED)  inyectó 3 miles de millones de USD (casi la cuarta parte del PIB de los EEUU del 2012), el Banco de Inglaterra 375 mmill  de Libras esterlinas y el Banco del Japón, y el BCE cantidades  incluso comparativamente mayores de yenes y euros[5].

Desde el otro lado de la luna,  aquellos extraordinarios montos, nos brindan información referencial sobre el tamaño del subsidio público requerido para mantener el actual sistema financiero europeo o norteamericano o japonés, que simplemente tendrían que salir del mercado por default de pagos sin él.

 Hasta donde conocemos, en la historia de las finanzas mundiales, este es el mayor rescate y subsidio colectivo que los bancos centrales  hayan operado en favor de las Instituciones financieras sistémicas (IFS) y, en contra de los contribuyentes del respectivo país, y del mundo. 

 Como mencionamos líneas arriba, hasta final del 2014, no fue novedosa la aplicación de forma asincrónica de políticas monetarias activas y expansivas, en por lo menos veinte bancos centrales del mundo[6].  La intención fue devaluar sus monedas para ganar competitividad espúrea, aumentar sus exportaciones,  mejorar sus déficits en cuenta corriente y defenderse de la apreciación del dólar.

Sin embargo, como muestra  N. Roubini,  - en el primer trimestre del 2015-  la aplicación masiva de las QE europea y japonesa produjo una más acelerada y furiosa apreciación del dólar,  a un punto tal, de afectar no solo a los países aún dolarizados, sino también la débil recuperación norteamericana, en términos de su demanda interna, consumo, déficit comercial y, aun más, del gasto de capital e inversión residencial.  

En este sentido, ante fuerte evidencia del efecto (circular) adverso creado por las políticas expansivas europea y japonesa en la brusca e inesperada apreciación del dólar  ¿presionará a la FED a alimentar la competencia de tasas de interés negativas[7] y de divisas para prevenir su futura mayor apreciación ?  

Hipotéticamente, en corto plazo, el efecto circular de una guerra de tasas de interés  que busca inducir devaluaciones competitivas (para aumentar simultáneamente las exportaciones),  crearían hasta dos posibles efectos acumulativos, aunque muy diversos dependiendo de las particularidades de tiempo y espacio : uno, este efecto manada aumentaría la sobre oferta de productos de exportación con la consiguiente presión deflatoria sobre sus cotizaciones internacionales y , dos, ello tendría un  efecto pro- cíclico a la inercia inflatoria regional y global (AG.Lima 5/5/15).

- Alberto Graña es Investigador y miembro del directorio del Observatorio Económico de América Latina  www.obela.org albertograna@gmail.com

* Acápite 5 del Ensayo de investigación  A Graña. Siglo XXI Cambalache. Sabor a Deflación, ¿tufillo a fulminante?. Más y más políticas monetarias y fiscales heterodoxas, más el actual excedente por deflación energética, realmente, ¿revivirán la economía mundial?, no publicado, aún.

[1] Es conveniente resaltar que el imaginario o sentido común de varios autores que revisamos,  suponen que la devaluación del USD  “hace más baratas las exportaciones y más caras las importaciones norteamericanas” pero,  hemos tomado distancia de tal supuesto considerando que el grueso de las empresas corporativas norteamericanas se ha trasladado a China y por lo tanto desconocemos el efecto neto de los vaivenes del USD en este capital corporativo en el exterior, mayormente asentado en China

[2]http://www.obela.org/node/1819 Suiza, el anfitrión de la nueva guerra de divisas Oscar Ugarteche, Tesalia Valencia. 

[3] Reducción que también sucedió en Dinamarca -0.35% y Canadá -0.75%. http://www.forbes.com/sites/bobmcte er/2014/06/05/the-ecbs-negative-interest-rate/ http://www.nakedcapitalism.com/2015/01/swiss-national-bank-shock-biggest-us-retail-currency-brokers-equity-wiped-out-others-suffer-major-losses.html?

[4] https://mail.google.com/mail/u/0/?tab=wm#inbox/14b789bfd0997efd. Y este punto de la agenda es fuerte ya que el plus  por competitividad espúrea (que se traduce en mayores ingresos por exportaciones),  en la actualidad valen más que el total del comercio inter e intrafronterizo sobre  las que usualmente se enfocan estos acuerdos

[5] Desde esta perspectiva, la QE Europea prevé la compra de  60 mm de euros mensuales de activos basura a la banca hasta el 16 de set del 2016.

[6] https://www.project-syndicate.org/commentary/dollar-joins-currency-wars-by-nouriel-roubini-2015-05

[7] http://www.forbes.com/sites/bobmcte er/2014/06/05/the-ecbs-negative-interest-rate/

 http://www.alainet.org/es/articulo/169524 

- See more at: http://www.alainet.org/es/articulo/169524#sthash.6NdhyH1i.dpuf

PORTADA | Mapa del Sitio    


Añadir Feeds

© Copyright 1997-2015  El Economista de Cuba EDICION ONLINE
Publicación Digital de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba  ANEC
Calle 22 esquina a 9na Nro. 901. Miramar. Playa. La Habana. Cuba 
Teléfonos: (53-7) 29 3303 y 29 2084 Fax: (53-7) 22 3456 

Hospedaje: Infocom. La Habana.