Archivos:  2007  | 2008  | 2009  | 2010  | 2011  2012  2013  |2014  2015

E L    E C O N O M I S T A    D E    C U B A                             -- edición online --

 PORTADA | Mapa del Sitio   

Unidad Empresarial de Base: Eslabón básico
Por Hugo Pons*

[04.07.2016]- Actualización  7:50 pm de Cuba

El indispensable fortalecimiento del entramado empresarial cubano ha requerido actualizar el Sistema de Dirección y Gestión Empresarial del país. Uno de los eslabones básicos de dicho Sistema, lo constituye la Unidad Empresarial de Base (UEB), entendida como ese segmento o división interna que puede ser creada por la empresa y la Organización Superior de Dirección Empresarial (Osde), en consonancia con el Decreto-Ley 252 del 7 de agosto del 2007, en versión actualizada, revisada y concordada en fecha más reciente.

Por ello, a esas divisiones internas concebidas para organizar los procesos de producción de bienes y servicios, se les otorga una relativa independencia, al subordinarse al director general de la empresa u Osde y no cuentan con personalidad jurídica propia.  En ellas radica la responsabilidad de ser punto de partida para la organización de los procesos de producción o de prestación de servicios de la empresa.  Reside en esto el su carácter temporal o permanente.

Esa forma de organización posee una clasificación en correspondencia con su misión y el carácter de las funciones que asume por decisión de su estructura superior.  Así, pueden ser unidades básicas, fábricas, establecimientos, agencias, complejos, divisiones, sucursales, granjas agropecuarias, direcciones integrales de proyecto, brigadas independientes u otras que se estimen convenientes.  No obstante, lo que tienen en común, es su posicionamiento respecto al resto de las estructuras empresariales.

Resulta importante tener en cuenta que en el diseño de las estructuras que han de poseer, han de quedar definidos además de la denominación de la UEB, las facultades delegadas a su jefe, su estructura organizativa hasta el nivel de brigada, la designación de sus estructuras  subordinadas o pertenecientes.  A ello se agrega la plantilla de cargos y los sistemas de pago que se aplican para cada estamento de la UEB, el presupuesto de ingresos y gastos que le corresponda, operación de cuenta bancaria en caso de que exista y su especificidad.  También, como parte del diseño debe mostrarse si está autorizada para la firma de contratos y cómo debe cumplir esta función, a lo que se unen los registros contables que debe llevar la UEB y cualquier otro aspecto que se considere necesario.

Un importante elemento a tener en cuenta es que en su delineación no se conciban aspectos contradictorios en la nomenclatura utilizada, ni en los conceptos organizativos, lo que requiere de la comprobación oportuna de que cada unidad responde realmente a uno o varios de los procesos definidos en la organización.  La autonomía relativa que cada una recibe, ha de ser controlada en cuanto a su gestión económica corriente.  Resulta de importancia teniendo en cuenta que pueden funcionar bajo el principio de cubrir sus gastos con sus ingresos aportando un margen de beneficio a la empresa o no producir ingresos, esto último implica que serán financiados sus gastos a partir de los ingresos de la empresa.  Esto conlleva a que deba generarse un proceso de búsqueda de efectividad, en que se amalgamen todas las acciones necesarias entre empresa y UEB, como piezas de un rompecabezas.

*Doctor en Ciencias Económicas

Tomado de Trabajadores

PORTADA | Mapa del Sitio    


Añadir Feeds

© Copyright 1997-2016  El Economista de Cuba EDICION ONLINE
Publicación Digital de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba  ANEC
Calle 22 esquina a 9na Nro. 901. Miramar. Playa. La Habana. Cuba 
Teléfonos: (53-7) 29 3303 y 29 2084 Fax: (53-7) 22 3456 

Hospedaje: Infocom. La Habana.