Archivos:  2007  | 2008  | 2009  | 2010  | 2011  2012  2013  |2014  2015

E L    E C O N O M I S T A    D E    C U B A                             -- edición online --

 PORTADA | Mapa del Sitio   

Argentina 2017: Nuevo año, viejas y obsoletas recetas
Por Carlos Prigollini

[10.01.2017]- Actualización  11:00 pm de Cuba

La presente tragedia que pinta de cuerpo entero al régimen neoliberal de Mauricio Macri, no sólo empieza a descubrir el manto de mentiras y el tan descarado cinismo a la población en general, sino que también inicia un serio resquebrajamiento en el propio aparato gubernamental. Después de un año de gestión, en que la incertidumbre y el deterioro de grandes sectores predicen un triste y poco feliz fin de año, se suma a ello que en sólo una semana hemos tenido las inesperadas renuncias de Isela Constantini, encargada de la maltrecha y desnacionalizada Aerolíneas Argentinas, sino también la renuncia obligada del ministro de Economía Alfonso Prat Gay. Si bien la hoguera de vanidades conocida con el nombre de Alianza Cambiemos desinforma permanentemente a la población a través de sus mercenarios mediáticos, es obvio que el cambio de ministro obedece a que los grandes intereses no se conforman con hipotéticos ajustes graduales ya que prefieren que estos se hagan de manera abrupta y decidida para saciar en parte sus ansias depredadoras. A pesar del inusual monopolio de voces de la clase política en el poder que hace lo imposible por convencernos no sólo de que vivimos en democracia y naturalizar la pobreza por medio de sus periodistas de ficción, da la sensación que ya no bastan las mentiras, el absurdo bailecito presidencial o la cantinela del propio gobierno que hace notables esmeros en reiterar cómo deshacernos de" la pesada herencia K y los males que estos populistas nos heredaron".

Los relevos a Prat Gay son la continuidad misma, como lo demuestra la trayectoria y el pensamiento de los economistas de neto corte neoliberal Nicolás Dujovne, por cierto hijo del arquitecto Bernardo Dujovne, quién fuera constructor en Punta del Este, Uruguay, de la torre del millonario presidento electo de Estados Unidos Donald Trump, y Luis Caputo, ex asistente del saliente ministro.

Más allá de los nombres, el rumbo autoritario y entreguista de la actual administración continuará quizás de manera más acelerada y lo que es peor con inusuales aumentos de gasolina, energía, alimentos y bienes fundamentales para la sobrevivencia. El vertiginoso ciclo de emisión de deuda y el inhumano despido masivo de empleados públicos y privados que creara el ex ministro fueron de alguna manera el llamado "trabajo sucio" o limpiar a los ministerios del Estado de la "grasa militante" como lo llamara con insólita soberbia el mismo Prat Gay.

La continuidad de la política de endeudamiento para financiar el gasto corriente, la invasión de importaciones masivas e innecesarias, la falta de consumo por el abatimiento del mercado interno y una marcada inflación sumada al déficit fiscal seguirán en esta Argentina, que cada día que pasa del gobierno neoliberal parece aumentar su moribundo estado.

Sin duda que 2016 es un año para el olvido, pero quién pagará el desastre y el saqueo permanente de este rico y expoliado país? Pueden un grupo de CEOS, incapaces y corruptos, defendidos hasta el hartazgo por los farsantes medios hegemónicos y las familias oligarcas, gobernar indefinidamente, ante semejante proceso de destrucción? Porqué un gobierno que no solo no cumple con sus promesas electoras, sino que ha realizado todo lo contrario y no ha generado una sola ley o proyecto en defensa de los trabajadores, debe seguir en el poder y ser aguantado por cuatro años ?

En nuestra columna pasada hacíamos hincapié en la ausencia clara y notoria de la falta de oposición, dónde salvo honrosas y destacadas figuras políticas, son muy pocos los que realmente han iniciado o han demostrado las agallas, el talento y la frescura política para erigirse en una verdadera alternativa a este vertiginoso saqueo de la Nación.

Mientras la alianza PRO-UCR acaba con la política, la dignidad, la autoestima de los ciudadanos, corresponde a estos de manera horizontal iniciar nuevas alternativas, fuera de la autista y ausente clase política ¿opositora? que solo piensa en escalamientos, negociaciones o puestos que convengan a sus intereses y realizan la vista gorda ante los embates que sufren el pueblo y los sectores más vulnerables. Así como los mismos habitantes de las urbes nos demostraron hace exactamente 15 años que unidos y organizados por asambleas de barrio, comisiones de salud, educación, economías de trueque, movimientos de trabajadores desocupados, movimientos de recuperadores de empresas quebradas, comités de prensa que difundan por volantes impresos o redes sociales todos los acontecimientos que se dan a nivel de base, de esta manera se recreó un mini - Estado, bajo la consigna "que se vayan todos, que no quede uno solo".

Tal vez sea este el momento dónde se impone la iniciativa de desarrollar una democracia directa, una sociedad paralela ante la inoperancia de las instituciones y la falta de legitimidad de las mismas, es decir un nuevo sujeto político. Cuándo el patético jefe de gabinete del actual gobierno Marcos Peña nos dice que el "pensamiento crítico le hace un gran daño a la Argentina, por lo que a cambio debemos mostrar entusiasmo y confianza", es obvio que estamos ante personajes a los cuáles no les interesa en absoluto el devenir de los ciudadanos comunes. No sólo se eligió mal sino que estamos ante un retroceso de más de 60 años, por lo que debemos acudir a un grupo de juristas que nos den las herramientas jurídicas necesarias para reformar nuestra Constitución Nacional, imponer el referéndum revocatorio para aquellos malos gobiernos que no solo no cumplen con las promesas electorales, sino que vacían los ministerios, hipotecan el país con cifras millonarias que no se ven reflejadas en obras públicas y las necesidades básicas de la población como la salud, la educación y la vivienda.

Por lo tanto ante el autoritarismo y el saqueo, solo cabe canalizar el sentimiento de hartazgo a través del pensamiento crítico (aunque le pese al ministro Marcos Peña) y la construcción de diferentes espacios colectivos, unidos por el trauma social de la crisis económica, y que las mismas asambleas de Barrio no solo nos representen sino que sean el embrión de un nuevo e importante movimiento social.

Tomado de Telesur

PORTADA | Mapa del Sitio    


Añadir Feeds

© Copyright 1997-2017  El Economista de Cuba EDICION ONLINE
Publicación Digital de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba  ANEC
Calle 22 esquina a 9na Nro. 901. Miramar. Playa. La Habana. Cuba 
Teléfonos: (53-7) 29 3303 y 29 2084 Fax: (53-7) 22 3456 

Hospedaje: Infocom. La Habana.