Archivos:    2012  2013  |2014  2015  | 2016  |  2017

E L    E C O N O M I S T A    D E    C U B A                             -- edición online --

 PORTADA | Mapa del Sitio   

Joseph Stiglitz y los retos del desarrollo
Por Roberto Salomón
El economista y escritor norteamericano dialogó con homólogos cubanos en la ANEC y recordó su encuentro allí con el líder Fidel Castro años atrás

[17.04.2017]- Actualización  6:00 pm de Cuba

El Premio Nobel de Economía 2001 Joseph Stiglitz, visitó este año la Asociación de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC) invitado por ésta, durante su estadía en La Habana a petición del Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera.

En dicha ocasión, intercambió impresiones sobre aspectos de la economía mundial y su desarrollo,

con directivos y miembros de la Organización, así como con periodistas. Posteriormente impartió conferencias magistrales en la Universidad de La Habana y en el Hotel Nacional de Cuba.

Stiglitz, recordó su encuentro hace catorce años con el Comandante de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, en la ANEC. Dijo que el líder se personó allí inesperadamente y compartió la celebración de su cumpleaños, previo al Encuentro Internacional de Globalización y Problemas del Desarrollo, motivo por el cual se encontraba en La Habana.

Llamado por no pocos el “economista justo” debido a su visión crítica del impacto negativo de la globalización neoliberal en la población, Stiglitz expresó que Cuba está bien posicionada en su marcha hacia el desarrollo económico.

Aquellos países que han invertido en la educación de sus ciudadanos estarán entre los de mayor éxito económico, sostuvo el académico, para quien el futuro radica en el sector de los servicios que emplea mano de obra capacitada. De hecho, lo realizado por el país caribeño en la formación de los recursos humanos es muy importante, sostuvo Stiglitz.

En opinión del académico, el reto hoy en el mundo está en encontrar sectores de servicios que amplíen el empleo y mejoren la competitividad de los trabajadores.

Quien fuera del ejecutivo del Banco Mundial y presidente del Consejo Económico durante el gobierno de William Clinton, consideró entre los elementos importantes para alcanzar el éxito, la constancia en las buenas prácticas de la economía, la disponibilidad de divisas y la inconveniencia de la doble circulación monetaria.

Ejemplificó en ese sentido que los desequilibrios en materia de cambio monetario ocasionaron dificultades a Argentina, pese a tener un alto crecimiento económico.

Como otra condición para obtener el éxito, identificó lograr el pleno empleo, lo cual es aspiración en muchos países cuyo índice de desocupación aún mantiene por cientos elevados.

En Europa, señaló, existe una tasa de desempleo juvenil del 20 por ciento.

En España, ejemplificó, se eleva a 50, “lo cual es desmoralizante para ese sector de la población, que necesita aprender nuevas habilidades.

Las estrategias de desarrollo deben asegurar el mantenimiento de la ocupación”, enfatizó.

Estimó entre otros requisitos importantes, el aprendizaje y el avance tecnológico pues “si pensamos en los motivos del mejoramiento de la vida en los últimos 200 años, veremos que no se debió al capitalismo ni a la acumulación de riquezas, sino a la innovación. Es decir, cómo se aprende en el puesto de trabajo y se crean condiciones para el desarrollo”.

En su libro más reciente el premio Nobel plantea la necesidad de que la estructura de la producción y la sociedad generen un entorno en el que todos puedan aprender, superarse.

Las estrategias para lograr el desarrollo deben tener las condiciones antes expuestas, estimó, ya que el éxito está en el equilibrio entre el aprendizaje, los tipos de cambio y la modernización tecnológica, aunque reconoció que esto último puede funcionar en unas esferas y en
otras no.

Al respecto recomendó a Cuba ver sus ventajas comparativas respecto a otros países que no tienen iguales facilidades en cuanto a producciones, como por ejemplo en la agricultura y desarrollos vinculados a la agroecología, que generarían muchos puestos de trabajo y reduciría importaciones.

Consideró además que la nación caribeña puede enfatizar en el aprovechamiento de las condiciones naturales de clima cálido y tropical, que entre otros factores son atractivos para el turismo; seguir desarrollando las energías renovables, así como explotar aún más su potencial de salud y científico técnico y dar un mayor impulso a la biotecnología.

Tomado El economista de Cuba

PORTADA | Mapa del Sitio    


Añadir Feeds

© Copyright 1997-2017  El Economista de Cuba EDICION ONLINE
Publicación Digital de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba  ANEC
Calle 22 esquina a 9na Nro. 901. Miramar. Playa. La Habana. Cuba 
Teléfonos: (53-7) 29 3303 y 29 2084 Fax: (53-7) 22 3456 

Hospedaje: Infocom. La Habana.