Archivos:    2012  2013  |2014  2015  | 2016  |  2017

E L    E C O N O M I S T A    D E    C U B A                             -- edición online --

 PORTADA | Mapa del Sitio   

El futuro de los nexos chino-latinoamericanos a debate
Por Iramsy Peraza Forte, enviada especial
En el IV fórum chino-latinoamericano y caribeño de jóvenes líderes e intelectuales, celebrado durante dos días en Beijing, representantes de ambas partes pudieron dialogar «con franqueza» sobre los desafíos que existen para mejorar el entendimiento y crear mecanismos más sólidos para fortalecer una relación en «pleno ascenso»

[19.07.2017]- Actualización  11:30 pm de Cuba

BEIJING.- Cómo crear mayores coincidencias entre dos regiones que ya tienen sustanciales vínculos económicos y gubernamentales, pero que todavía aspiran a un mayor nivel de comprensión mutua, fue el principal tema a debate en un foro entre académicos y políticos de China y América Latina y el Caribe.

En el IV fórum chino-latinoamericano y caribeño de jóvenes líderes e intelectuales, celebrado durante dos días en Beijing, representantes de ambas partes pudieron dialogar «con franqueza» sobre los desafíos que existen para mejorar el entendimiento y crear mecanismos más sólidos para fortalecer una relación en «pleno ascenso».

En el evento, organizado por la Federación de Jóvenes de China y que forma parte de las actividades de la III edición del programa Puente al futuro, ideado durante el Foro China-CELAC 2014, disertaron sobre la necesidad de potenciar aún más los contactos pueblo a pueblo para lograr un verdadero acercamiento.

«Para negociar y trabajar con China debemos hacerlo como una nación unificada», afirmó César Dávila, vicepresidente de la organización de estudiantes latinoamericanos en la Universidad de Tsinghua.

Para Dávila, natal de Perú pero que aprende mandarín en Beijing, aún falta que los chinos entiendan de nuestra cultura, quiénes somos y viceversa. «Lo primero que se debe hacer es derribar todos los prejuicios y barreras», explicó.

El gigante asiático posee un plan, bien específico y a largo plazo, para el despliegue de los lazos con el continente, pero algunos países de Latinoamérica no tienen políticas claras hacia esta nación, resaltó Zhou Zhiwei, investigador de la Academia china de Ciencias Sociales. Muchas de las importantes iniciativas generadas aquí para desarrollar los nexos no gozan del mismo nivel de respuesta del otro lado del mundo», añadió.
En respuesta a ello André Mendes, profesor de Relaciones Internacionales de Brasil llamó a trabajar en teorías «que expresen nuestras metas y respondan a nuestras necesidades; nuestra misión es elaborar marcos teóricos en términos de vínculos que no sean los planteados ya por Estados Unidos y Europa».

Diego Mazzoccone, argentino y director del Centro Latinoamericano de Estudios Políticos y Económicos de China (CLEPEC), cree que esa es la misión de esa cita. «Este espacio fue creado en el 2013 con el objetivo de capacitar a funcionarios públicos e intelectuales sobre la segunda potencia mundial».

Sabemos que el contexto político de nuestros países de origen es muy diferente al chino y lo más importante es que podamos aprender unos de otros, expresó Mazzoccone en declaraciones a Granma y agregó que de esa manera «pueden surgir ideas, casos exitosos de intercambio y, sobre todo, generar confianza y nuevas amistades que van construyendo relaciones políticas, diplomáticas, comerciales y culturales más fuertes».

Yin Hengmin, representante especial del gobierno para los asuntos de América Latina reafirmó que su país está practicando activamente la petición del presidente Xi Jinping, «de construir asociaciones integrales de beneficio recíproco y compartido con la región».

En los años recientes hemos promovido un nuevo modelo para la relación chino-latinoamericana sobre la base de cooperación integral, la confianza en el terreno político y el beneficio mutuo en el sector económico, pero todavía nos queda camino por recorrer para aumentar nuestras coincidencias y conexiones, aseveró Yin.

El periodista cubano Javier Ortiz, dijo a Granma que «no basta con el comercio y las inversiones económicas, hace falta una comprensión mutua que, en parte, puede alcanzarse a través de la investigación académica y el intercambio cara a cara entre profesionales de las ciencias sociales. De lo contrario, existe el riesgo de tener un entendimiento superficial de nuestras respectivas realidades».

Este diálogo está sirviendo para comprender determinadas ausencias que hay, incluso desde la academia y la intelectualidad, en cuanto a las relaciones chino-latinoamericanas.

PROPUESTAS CONCRETAS

Los jóvenes políticos y académicos reunidos en la capital china concordaron en que el aprendizaje del idioma, tanto español como mandarín, es primordial para lograr estrechar los lazos. Así no solo superaría una barrera lingüística, sino también de comprensión cultural.

Señalaron además que el uso inteligente de las nuevas tecnologías, un campo en el que los chinos tienen mucho que aportar, podría vigorizar además la conformación de una «comunidad de destino y beneficio común».

China es un solo país y América Latina y el Caribe somos más de 30, con circunstancias complejas y diferentes. Las realidades políticas de la región son muy dinámicas y con muchos cambios y eso juega en contra dentro de una estrategia a mediano y largo plaza en la relación con la parte china. «Ese es el gran desafío que tenemos y no es fácil», sentenció Mazzoccone.

Tal vez la idea sería generar una comisión latinoamericana que permanezca en el tiempo para definir estrategias a largo plazo y sobre todo, invertir un presupuesto y responder proactivamente a los esfuerzos que hacen de este lado del mundo, reconoció.

Por su parte Javier Ortiz aspira a que en las universidades latinoamericanas, en especial en las cubanas, exista una mayor presencia de estudios sobre esta milenaria nación. Hay que comprender a China, cuál es su interés real en nuestros territorios y cómo lo está manejando, porque algunas corrientes políticas creen o esperan que China podría asumir una postura como la que tuvo la Unión Soviética durante la Guerra Fría y eso es una concepción errónea que con más estudio y rigor académico podría corregirse y ayudar a una comprensión mayor de lo que es el presente y el futuro de las relaciones chino-latinoamericanas.

Tomado de Granma

PORTADA | Mapa del Sitio    


Añadir Feeds

© Copyright 1997-2017  El Economista de Cuba EDICION ONLINE
Publicación Digital de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba  ANEC
Calle 22 esquina a 9na Nro. 901. Miramar. Playa. La Habana. Cuba 
Teléfonos: (53-7) 29 3303 y 29 2084 Fax: (53-7) 22 3456 

Hospedaje: Infocom. La Habana.