Archivos:    2012  2013  |2014  2015  | 2016  |  2017

E L    E C O N O M I S T A    D E    C U B A                             -- edición online --

 PORTADA | Mapa del Sitio   

Asamblea Nacional: ¿Cómo se ha comportado el turismo en Cuba?
Por Oscar Figueredo Reinaldo, Leysi Rubio A., Beatriz Albert Pino, Irene Pérez

[21.12.2017]- Actualización  8:30 pm de Cuba

Una actualización sobre el comportamiento del sector turístico en Cuba en el presente año recibieron los diputados reunidos en la comisión de Atención a los Servicios durante los debates previos al X Período Ordinario de Sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional.

Según informó el diputado Manuel Marrero Cruz, ministro del MINTUR, a pesar de las afectaciones provocadas por el huracán Irma, crece el arribo de visitantes extranjeros a Cuba, al alcanzar los 4 millones 257 mil 754 visitantes internacionales hasta noviembre.

El incremento representa un sobrecumplimiento del 15 % del plan y un 19.7 % de crecimiento respecto a igual fecha del año pasado, agregó.

Se dio a conocer que Canadá sigue siendo el principal mercado emisor de turistas, sin embargo “en los últimos dos años ha presentado algunas dificultades por el debilitamiento de su moneda, lo que provocó que se dejara de ingresar el año pasado unos 150 millones de dólares canadienses”, dijo Marrero Cruz durante la presentación del informe ante los parlamentarios.

Ante esta situación, todos los contratos del 2017 se firmaron en dólares americanos, acción que generó un ligero encarecimiento del destino. Hasta el momento se registra un 6 % de decrecimiento de visitas desde ese destino respecto al año anterior.

Los diputados conocieron además, que el resto de los mercados han mantenido un comportamiento estable y que el 6 de noviembre se llegó a los 4 millones de visitantes. Detrás de Canadá, con un 23 % de los arribos al país, se sitúan los Estados Unidos y los cubanos residentes en ese país con 1 millón 25 mil 521 viajeros.

Entre tanto, los mercados tradicionales que más crecen son Francia, Italia, Rusia, España, Argentina y Brasil (todos superaron sus récords). En el caso de Rusia, desde el mes de agosto superó la cifra histórica de visitas a Cuba y aumenta en el orden del 68 % – 100 mil rusos-.

Marrero Cruz acotó que en lo que va de año se reportan 17 millones 230 mil 650 turistas-días (turista alojado en un hotel multiplicado por la cantidad de noches que duerme en el mismo), para un 81.5 % del cumplimento del plan.

“Si bien hay un sobrecumplimiento en los visitantes extranjeros al país no se cumple la estancia en los hoteles. También se aprecia una ligera disminución de la estancia media en Cuba”, puntualizó el ministro.

En otro momento de su intervención, el titular del ramo expresó que la recuperación de la modalidad de circuito es una prioridad de cara a la temporada alta. También se trabaja en el rescate de los grupos de eventos y el turismo de incentivos “que son modalidades de grandes volúmenes de visitantes donde usualmente el expositor viene acompañado de la familia”, añadió.

Se dio a conocer, además, que durante esta temporada alta existen nuevas operaciones aéreas a partir de solicitudes de aerolíneas, así como vuelos chárter en los cayos del norte de Villa Clara.

En este sentido, alertó que la meta es llenar esos aviones así como lograr la vinculación de la Habana con los principales destinos de playa.

“Seguimos presentado problemas con la conectividad interna en el país. No se logra una estabilidad en los vuelos. Esta situación se ha atenuado un poco con el servicio de Blue-Panorama que vuela desde La Habana hasta Holguín, luego a Cayo Coco y Habana-Cayo Largo”.

Por su parte, la actividad de cruceros crece este año un 230 % al llegar a la cifra de 397 mil 520 visitantes. Hoy operan 10 compañías de cruceros y se estima que continúe con buen ritmo.

En esta sesión de trabajo se informó también que los ingresos asociados a la industria del ocio se cumplen al 99.5 % y se crece 10.5 %. La utilidad y la eficiencia igualmente reportan signos positivos.

Otro elemento abordado en la Comisión de Atención a los Servicios fue el relacionado con las inversiones. Hasta noviembre se cumple el plan al 78.1% ya que se realizaron algunos ajustes tras el paso del huracán Irma.

Manuel Marrero Cruz, ministro del MINTUR, reconoció que persisten dificultades en el proceso inversionista motivadas, en lo fundamental, por la mala preparación de las obras, el atraso en los suministros y equipos automotores.

“Al cierre del año se prevé un cumplimiento del 88.4 % en lo que incide fundamentalmente la no entrada de los equipos de renta (98.4 millones de dólares no se ejecutarán). Para 2018 deben entrar 9 mil autos para la renta y de esta manera elevar el coeficiente técnico del servicio”, destacó.

Mientras, también dijo que en el año en curso se recuperaron 798 habitaciones y mejoraron mil 402.

Uno de los puntos neurálgicos en el sector es la calidad. Sobre este tema los parlamentarios fueron informados de que la satisfacción general expresada por los turistas es del 91.5 %, superior al cierre de noviembre de 2016. En las casas particulares este aspecto alcanza 96.6 %.

Sobre este propio tema, Marrero Cruz indicó que de las 10 variables evaluadas, 8 mejoran sus resultados excepto alimentos y tiendas, que reportan un 77.8 % y 77.6 %, respectivamente.

Entre los principales señalamientos que numeran los turistas está la poca higiene en la ciudad, la pobre señalización vial y el cambio de moneda.

Otro elemento señalado en la comisión fue la necesidad de incentivar el turismo sostenible. Al respecto, el Consejo de Ministros aprobó un plan de medidas para enfrentar el cambio climático; así como la ejecución de un grupo de normas reguladoras para el medio ambiente (Ley de costas y la demolición de instalaciones sobre la duna de playa).

Finalmente, el ministro dio a conocer el comportamiento de la inversión en el sector. En la actualidad operan en Cuba 19 cadenas extranjeras a través de 87 contratos de administración y comercialización hotelera. Los mismos son responsables de 42 mil 275 habitaciones (62.2 del país).
Existen además 27 empresas mixtas que operan 4 mil 995 habitaciones de 4 y 5 estrellas.

Empresas mixtas de proyectos inmobiliarios asociados al turismo:
Carbonera en Varadero 160 ha, 1 hotel de 120 hab;
Bellomonte (este de la Habana);
Punta Colorada 5 mil ha, 5 hoteles, 20 mil unidades inmobiliarias, 7 campos de golf, tres marinas;
El Salado en Artemisa 204.22 ha; 2 hoteles 5 estrellas, 1 campo de golf.
Sector no estatal:
Se alquilan con licencia en CUC 24 mil 217 habitaciones en casi todas las ciudades importantes del país. (Hoy existen más habitaciones de renta que habitaciones hoteleras);
Las agencias de viajes tiene contratos con más de 2 mil 585 TCP (casas de renta, paladares y transportistas privados);
Por concepto de servicios no turísticos, las OSDE tienen 3 mil 262 contratos (mantenimientos de hoteles y construcción);
Existen 19 cooperativas no agropecuarias.
El titular concluyó que los estimados para el cierre del año es alcanzar los 4 millones 700 mil visitantes (un 11. 9 % por encima de lo planificado y 16.5 % de crecimiento contra el año anterior).

“Para el año que viene prevemos llegar los 5 millones de visitantes, por lo que tendremos que crecer en el orden de un 6 %”, anunció.

La ciencia y la técnica en la agricultura o cómo eliminar las trabas que desestimulan las formas productivas

La Comisión de Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente debatió en la mañana de este miércoles el seguimiento a la aplicación de los resultados de la ciencia y la técnica por el Ministerio de la Agricultura (MINAG) en la producción de alimentos, durante la segunda jornada del trabajo de Comisiones previo al X Período Ordinario de Sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional de Poder Popular.

El informe afirmó que las medidas diseñadas para eliminar las trabas que desestimulan las diferentes formas productivas de nuestra agricultura no han madurado, y el ritmo de crecimiento de la producción agropecuaria aún es insuficiente.

El reto fundamental para el MINAG radica en la creación de capacidades de absorción de ciencia y tecnología en el sector empresarial y cooperativo de modo que se obtenga de ellas el mayor impacto económico y social de su gestión.

Dentro de las líneas principales del Plan Nacional de Desarrollo económico y social hasta el 2030 se incluyen:

La necesidad de alcanzar niveles de producción y comercialización agropecuaria que garanticen un alto grado de autosuficiencia alimentaria.

Elevar la producción y la sostenibilidad ambiental y financiera de las cadenas productivas alimentarias, con intención marcada de generar empleos e ingresos, principalmente en la población rural.

La implementación de programas integrales de protección del medio ambiente y la gestión eficaz de riesgos ante los efectos del cambio climático.

Maricela Díaz Rodríguez, directora de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente en el MINAG comentó que se han concretado 951 proyectos empresariales con las diferentes empresas que atiende la entidad.
El Ministerio lleva a cabo tres programas nacionales de investigación en Alimento Humano, Alimento Animal y Salud Animal y Vegetal, acompañado de un proceso de perfeccionamiento para lograr una mayor integración entre todas las entidades.

El factor más crítico identificado en la proyección de desarrollo de la agricultura en el país, recae en la fuerza técnica calificada, donde han comenzado a darse algunos pasos de conjunto con el Ministerio de Educación (MINED).

Las principales acciones van dirigidas en lo fundamental a la formación vocacional, la orientación profesional y el papel de las universidades en los centros científicos.

Díaz afirmó que, aunque estamos adquiriendo infraestructura, se necesitan hombres y mujeres preparados para respaldar estas tecnologías.

En Cuba existen 67 polos productivos agrícolas, y de ellos 16 han sido designados para potenciar un sistema integrado de gestión del conocimiento para el desarrollo agrario sostenible.

Maricela Díaz anunció, además, durante la presentación del informe que el Manual de Gestión de Cooperativas Agropecuarias fungirá como vía de consulta y asesoramiento para optimizar la dirección y productividad de estas entidades.

La Directora de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente en el MINAG insistió en la necesidad de implementar la informatización de procesos para optimizar la producción agrícola.

Respecto al Plan de Estado para el Enfrentamiento al Cambio Climático, el Ministerio de la Agricultura contempla realizar acciones estratégicas, sobre todo en 73 municipios incluidos en la Tarea Vida que reciben mayores afectaciones por el nivel del mar. Estas localidades representan 3,6 millones de hectáreas del fondo agrícola del país.

Dentro de las principales barreras que limitan o dificultan la gestión de la ciencia, la tecnología y la innovación en función de la producción de alimentos, se identifican el envejecimiento del potencial científico; la poca incorporación de fuerza técnica calificada a los centros de investigación y al sector productivo; la obsolescencia tecnológica en algunas de las entidades del sistema, entre otros.

Conclusiones del informe central:

El sector agroindustrial, como elemento estratégico, continúa siendo un factor dinamizante de la economía cubana. Constituye la ciencia, la tecnología y la innovación el sostén de su desarrollo sostenible.

Es necesario continuar invirtiendo y modernizando la infraestructura de investigación, productiva, industrial y de comercialización para lo cual se requiere hacer un uso eficiente de los recursos disponibles y continuar gestionando financiamientos externos, incluida la inversión extranjera directa. Existen resultados de la ciencia, tecnología e innovación aplicados con impactos en la producción de alimentos, lo que debe continuar incrementándose con el perfeccionamiento continuo del Sistema nacional de Ciencia, Tecnología e Inversión Agraria (SINCITIA) y los mecanismos establecidos para su gestión.

Las prioridades en el perfeccionamiento del sistema deben estar relacionadas con la fuerza técnica calificada, la modernización de la infraestructura, los elementos económicos financieros asociados a la gestión de las entidades, su vinculación a los resultados productivos y su consecuente adaptación a los sistemas de pago según lo establecido.
Es necesario avanzar en la articulación de los Sistemas de Innovación, Extensión y gestión del Conocimiento en función del desarrollo agrario sostenible y lograr su institucionalización a través de mayor vinculación de las universidades y entidades de ciencia con las empresas, y fortalecer así, la cultura y capacidad innovadora de estas.

La exportación de los productos y servicios científicos tecnológicos de alto valor agregado generados por la ciencia, la tecnología y la innovación debe incrementarse para contribuir a la transformación paulatina del sector y la estructura económica del país.

Se deben continuar perfeccionando las formas organizativas existentes para la atención a las actividades de ciencia, tecnología e innovación a los diferentes niveles, tanto en el sector estatal presupuestado como en el empresarial y cooperativo.

Andrés Erasmo Ares Rojas, diputado por San Luis, Pinar del Río, apuntó que la agricultura debe estar abierta al intercambio con el resto de los sectores del país y a la asimilación de los resultados de la ciencia y la técnica.

Ares comentó que se han formado en Cuba muchos profesionales para la rama de agricultura desde la diversidad de carreras de perfil agropecuario y destacó la importancia de preservar y utilizar adecuadamente la fuerza de trabajo calificada.

“Hay que buscar mecanismos, indudablemente hemos perdido muchos profesionales de la rama de la agricultura que han pasado a otros sectores”, afirmó.

Rojas insistió en la formación de profesionales y en la necesidad de encontrar un mecanismo de estimulación que permita “preservar aquello que formamos a través de métodos para utilizar adecuadamente esta fuerza de trabajo calificada”.

La diputada por el municipio capitalino Habana del Este, Yanet Cáceres Marrero, hizo un llamado a ser más agiles en los procesos productivos, aprovechando las propias creaciones científicas, la creatividad del campesino.

Luis Enrique Charbonet, representante por Caimito, Artemisa, enfatizó en la premisa de que el resultado de la ciencia cubana debe llegar a las ramas productivas.

Charbonet comentó que no pueden ir por lados diferentes la producción y las tecnologías para mejorar estos procesos. “Los resultados no pueden quedarse en los laboratorios ni en los centros, tienen que llegar a los productores estatales y también a los particulares”, afirmó.

“Tenemos que lograr, con mayor intensidad, que los resultados de las ciencias devengan en incremento significativo de producción, en la sustitución de importaciones y en la satisfacción de la población”, concluyó el parlamentario.

El viceministro de MINAG, Julio Andrés Pérez, realizó una intervención donde se refirió a las principales afectaciones del ministerio a raíz del paso del huracán Irma, además de los primeros meses de sequía.

El cultivo de plátanos fue uno de los renglones afectados, al igual que la producción de huevos, en un grupo de provincias altamente productoras.
“Hoy tenemos 5,3 millones de huevos diarios. Tenemos que llegar a más de 5,6 o 5,7 millones para satisfacer la necesidad económica de todos los sectores del país. En un mes más o dos, debe regularse la producción”, aseveró Pérez.

El MINAG debe asumir la responsabilidad de perfilar los futuros profesionales del área y establecer una coherencia, junto a las entidades educativas, con el objetivo de formar personal calificado preparado para asumir las necesidades actuales de la nación.

Se han adoptado medidas para lograr un impacto de las nuevas tecnologías en el sector, con inversiones que crecen en un 40% respecto a años anteriores, con especial énfasis en el área estatal para el desarrollo de laboratorios, que se someten a procesos de certificación internacionales.

“Hay que asumir el reto internacional de hacer los productos competitivos. Para el mercado, un producto tiene que ser altamente competitivo y por ello hay que diversificarlos”, afirmó el viceministro.

Pérez recalcó la necesidad de asumir los retos del desarrollo sostenible, con modelos de gestión de la ciencia que generen resultados palpables que sean percibidos por el pueblo.

La diputada por la Isla de la Juventud, Mirta Millán Nieves, comentó que debe implementarse la formación y el amor por la tierra desde las edades tempranas.

“No están tan lejos los tiempos de los huertos escolares, de los círculos de interés agropecuario, desde la primaria.” La parlamentaria invitó a la comisión a retomar una filosofía de trabajo, de orientación vocacional y formación profesional.

Karen Alvarado, representante por Guantánamo, abordó en su intervención la insensibilidad de algunos directivos con respecto a la introducción de la ciencia y la técnica y la capacitación profesional.

Alvarado añadió que “la calidad de nuestras producciones no está en el producto final, sino desde la primera selección, desde el inicio del proceso.” Por ello la capacitación de los especialistas es muy importante.

La parlamentaria abordó el tema de las energías renovables donde aún queda mucho que explotar a nivel local y familiar, sobre todo en lugares de difícil acceso. “Son temas en los que la ciencia en la agricultura tiene que intervenir y encontrar resultados más factibles para estas personas”, concluyó.

Yuri Valdés Balbín, diputado del municipio habanero de la Lisa, acotó que los resultados finales en la rama agrícola son evaluados por la población de dos maneras: qué productos hay y a qué precio.

Valdés propuso que la “producción de alimentos debe convertirse en un pilar importante y protagonista en el desempeño de la nación”, como está recogido en los documentos rectores de la política nacional. “Se debe convertir en una de las palancas de desarrollo del país y la única forma de resolver este problema es producir más”, afirmó el diputado.

“Seguimos sin confiar en la ciencia como uno de los motores de solución verdadera de este problema”, acotó.

“Como mismo aprobamos la tarea Vida, a mi juicio tendrá que existir una Tarea de producción de alimentos, porque es uno de los sectores estratégicos que tiene que ver con toda la nación”, propuso el parlamentario.

“Tiene que haber un sistema de divulgación de la producción de alimentos y tiene que atemperarse a lo que aspira nuestra población”.
Valdés insistió en que no basta con tener un nivel de producción que permita ofrecer productos al pueblo; “hay que pensar después en qué nivel de producción debemos alcanzar para poder disminuir los precios de cara a la población”.

(Cubadebate)

PORTADA | Mapa del Sitio    


Añadir Feeds

© Copyright 1997-2017  El Economista de Cuba EDICION ONLINE
Publicación Digital de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba  ANEC
Calle 22 esquina a 9na Nro. 901. Miramar. Playa. La Habana. Cuba 
Teléfonos: (53-7) 29 3303 y 29 2084 Fax: (53-7) 22 3456 

Hospedaje: Infocom. La Habana.