Archivos:    2012  2013  |2014  2015  | 2016  |  2017

E L    E C O N O M I S T A    D E    C U B A                             -- edición online --

 PORTADA | Mapa del Sitio   

Al fisco lo que es del fisco
Por Miguel Febles Hernández
A medio camino ya del plazo que ofrece la actual Campaña de Declaración Jurada y Pago de Tributos (hasta el 30 de abril), se aprecia que no pocos contribuyentes dilatan innecesariamente las diligencias personales a realizar

[12.03.2018]- Actualización  11:50 pm de Cuba

Eloísa, la dueña de una céntrica cafetería camagüeyana, fue de las primeras en presentar su declaración jurada sobre los ingresos obtenidos durante el 2017 y por hacerlo antes del 28 de febrero se favoreció con el descuento del 5 % de sus adeudos.

Como ella, otros muchos apuraron los trámites ante las dependencias de la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT), prestos a beneficiarse del incentivo por la disciplina, seriedad y prontitud en el pago del impuesto.

Sin embargo, a medio camino ya del plazo que ofrece la actual Campaña de Declaración Jurada y Pago de Tributos (hasta el 30 de abril), se aprecia que no pocos contribuyentes dilatan innecesariamente las diligencias personales a realizar.

Lejos de apurar a nadie en particular, se trata de un ejercicio nada complicado que supone tener claras las cuentas, es decir, el registro mensual del monto real de los ingresos, para al finalizar el año fiscal liquidar con total transparencia los tributos pendientes.

Si bien especialistas consultados coinciden en que se percibe una mayor disciplina y comprensión sobre la necesidad de declarar, y hacerlo bien, no dejan de referirse a quienes, ajenos a ese deber cívico, se esmeran en aplicar todo tipo de tácticas evasoras.

Lo demuestran los resultados del proceso de fiscalización del año precedente en Camagüey, en el que se detectaron 798 personas que reportaron ingresos inferiores a los percibidos, el 68 % de los cuales, una vez notificados, rectificaron la postura asumida.

Ello deja claro el carácter flexible, justo, mesurado, negociador y de alerta oportuna del sistema tributario cubano, pero resuelto a enfrentar de manera decidida, junto al resto de las autoridades competentes, todo intento de evadir las obligaciones fiscales.

De los menos, empecinados en «pasar gato por liebre», se ocupa la ley, como es el caso de los 13 expedientes radicados y sancionados en la provincia por evasión fiscal, con penas impuestas que llegan hasta los seis años de privación de libertad.

Otro grupo, en trámites de denuncia, correrá similar suerte, de verificarse la comisión de un delito previsto en el Código Penal, que establece sanciones para quienes evadan o intenten evadir, total o parcialmente, el pago de impuestos, tasas y contribuciones.

Tales acciones, más otras de carácter preventivo y de fiscalización, constituyen señales inequívocas del grado de competencia profesional alcanzado por los funcionarios de la ONAT, a sabiendas de que en la eficacia reside el reto mayor.

Solo así se cerrará todo resquicio e impunidad al actuar oportunista y calculador de quienes, llámense omisos, subdeclarantes o evasores fiscales, pretenden eludir el deber ciudadano de aportar a la sociedad para el bien de todos.

PORTADA | Mapa del Sitio    


Añadir Feeds

© Copyright 1997-2018  El Economista de Cuba EDICION ONLINE
Publicación Digital de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba  ANEC
Calle 22 esquina a 9na Nro. 901. Miramar. Playa. La Habana. Cuba 
Teléfonos: (53-7) 29 3303 y 29 2084 Fax: (53-7) 22 3456 

Hospedaje: Infocom. La Habana.