Archivos:    2012  2013  |2014  2015  | 2016  |  2017

E L    E C O N O M I S T A    D E    C U B A                             -- edición online --

 PORTADA | Mapa del Sitio   

La ayuda del Banco Mundial a Etiopía, ¿cuál es el precio?
Por Richard Ruíz Julién

[05.09.2018]- Actualización  4:00 pm de Cuba

Addis Abeba.-Expertos etíopes llamaron hoy una vez más a estudiar en profundidad las implicaciones de aceptar la ayuda financiera del Banco Mundial (BM) en momentos en los que la economía del país atraviesa momentos sensibles y complejos.

El BM aprobó 860 millones de dólares crédito en supuesto apoyo del esfuerzo del Gobierno para crear más empleos en proyectos de infraestructura en 117 ciudades.

Según las informaciones difundidas, más de siete millones de nacionales serán beneficiados por el Programa Institucional e Infraestructura Urbana del Banco.

Y estamos ante un desafío, porque las luces de bengala nos pueden cegar totalmente; el soporte parece bueno desde cualquier aspecto, aunque habría que analizar qué hay detrás, lo que no se conoce todavía en la opinión pública pero que podría comprometer la soberanía económica a largo plazo, detalló a Prensa Latina Firawol Tedesse, investigador del Centro de Estudios Estratégicos.

Hace algunos días, los analistas también instaron a tomar precauciones tras conocerse que el BM proporcionará mil millones de dólares en apoyo presupuestario directo en los próximos meses.

Son demasiadas concesiones, en estos momentos de fragilidad, donde se está buscando desesperadamente una solución para la escasez de divisa; antes, en etapas anteriores, el organismo prácticamente se había olvidado de Etiopía. Pero el contexto es propicio para meter las garras, y no sacarlas jamás, advirtió Tedesse.

Las críticas cubren una amplia gama de temas, pero generalmente giran alrededor de los enfoques adoptados en la formulación de políticas, de acuerdo con los especialistas.

Esto incluye los impactos económicos y sociales que dichas normativas tienen sobre la población en Estados que reciben asistencia de esa institución, así como del Fondo Monetario Internacional, manifestó a esta agencia Tewolde Gebresembet, profesor de relaciones Internacionales de la Universidad de Addis Abeba.

Ponen condiciones a los préstamos basándose en los principios del 'Consenso de Washington', que a su vez se enfoca en la liberalización (del comercio, la inversión y el sector financiero), la desregulación y la privatización de industrias nacionales, puntualizó Gebresembet.

A menudo, apuntó, las mismas son impuestas sin previa evaluación de las circunstancias y las recomendaciones prescriptivas fracasan en resolver los problemas a los que supuestamente intentan darle solución.
Todo ello puede resultar en la pérdida de autoridad para gobernar la propia economía, ya que las políticas nacionales están predeterminadas bajo los paquetes de ajuste estructural.

Dudas sobre tópicos de representación surgen como consecuencia del desplazamiento en la regulación, que pasan de ser competencia de los funcionarios locales a la de una institución financiera en Washington D.C (capital de Estados Unidos) en la que las naciones con indicadores en desventaja tienen muy poco poder de voto, destacó.

Muchos de los proyectos de infraestructura financiados por el Grupo BM tienen implicaciones a nivel social y ambiental para los pobladores de las zonas afectadas y el criticismo se centra en los cuestionamientos éticos que surgen de esa financiación, manifestó el comentarista Solomon Kassa.

Por ejemplo, la construcción de plantas hidroeléctricas resultó en el desplazamiento de comunidades indígenas en ciertas áreas.
También han surgido reclamos alrededor de los trabajos que el BM realiza en sociedad con el sector privado, ya que socava el rol estatal como proveedor de bienes y servicios esenciales tales como la salud y la educación, lo que resulta en la caída de estos servicios en territorios que más los necesitan.

Los observadores también se muestran escépticos ante el rol de las instituciones Bretton Woods en la formación del discurso sobre el desarrollo a través de sus investigaciones, programas de capacitación y actividades de publicación.

Debido a que el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional son consideradas expertos en el campo de la regulación financiera y el desarrollo económico, todo discurso alternativo es socavado o eliminado.
Existen también críticas contra las estructuras de Gobierno de dichas agrupaciones que son dominadas por países industrializados, ya que son éstos quienes representan la mayor cantidad de donaciones, pero que carecen de información y no consultan con los implicados.
(PL, 4 sep)

PORTADA | Mapa del Sitio    


Añadir Feeds

© Copyright 1997-2018  El Economista de Cuba EDICION ONLINE
Publicación Digital de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba  ANEC
Calle 22 esquina a 9na Nro. 901. Miramar. Playa. La Habana. Cuba 
Teléfonos: (53-7) 29 3303 y 29 2084 Fax: (53-7) 22 3456 

Hospedaje: Infocom. La Habana.