Archivos:     2016  2017 20182019  | 2020

E L    E C O N O M I S T A    D E    C U B A                             -- edición online --

 

 PORTADA | Mapa del Sitio   

ECONÓMICAS DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE
Editor: José Bodes Gómez

[05.03.2020]- Actualización 110:30 pm de Cuba

CEPAL: Para atenuar la crisis del coronavirus, América Latina precisa una economía regional sostenible e integrada

SANTIAGO DE CHILE - La mejor opción estratégica para atenuar los efectos de la pandemia del COVID-19 en América Latina y el Caribe es transitar hacia un modelo de desarrollo más sostenible y ejecutado mediante una mayor integración regional, afirma un nuevo estudio sobre las consecuencias económicas y sociales del padecimiento en esa zona del mundo.

Durante la presentación este viernes del nuevo informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la secretaria ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena, señaló la necesidad urgente de poner en marcha medidas "que permitan aplanar la curva de contagio por la enfermedad del coronavirus, sin aplanar la curva de la economía".

Al mismo tiempo, exhortó a los Gobiernos regionales a tomar medidas urgentes para tratar la triple emergencia actual: la sanitaria, la social y la económica, y les pidió que refuercen sus estrategias de desarrollo a través de la coordinación e integración subregional y regional para garantizar "las cadenas de suministro de bienes críticos, promover una migración voluntaria, no forzada, aliviar la pobreza y fomentar la reducción de la desigualdad, entre otras medidas".

"A diferencia de 2008, esta no es una crisis financiera sino de personas, producción y bienestar. Una situación de economía de guerra es demasiado importante para dejarla al mercado. Los Estados están asumiendo un papel central para suprimir el virus y los riesgos que afectarán a la economía y la cohesión social", dijo.

En este delicado escenario, Bárcena destacó la importancia de la cooperación internacional y afirmó que la superación de la crisis "dependerá de la fortaleza económica de cada país, por lo tanto, dadas las asimetrías entre los países desarrollados y en desarrollo, el papel de la ONU, el FMI y el Banco Mundial será esencial para garantizar el acceso al financiamiento y sostener el gasto social y la actividad económica con medidas innovadoras".

Precisamente para monitorear y seguir el progreso a medio y largo plazo en cada país, la comisión regional de la ONU ha creado el Observatorio COVID-19, que contará con información actualizada sobre los movimientos dentro y entre los países, salud, trabajo, economía y escolaridad.

Levantar sanciones a Cuba y Venezuela

El documento emitido este viernes por la CEPAL también llama "a levantar las sanciones impuestas a Cuba y a Venezuela", permitiendo su acceso a alimentos, suministros médicos y pruebas de la COVID-19 y asistencia médica. "Es tiempo de solidaridad, no de exclusión", señala el organismo.

Al referirse a los efectos que tendrá la crisis del COVID-19 en la economía latinoamericana y caribeña, prevé que ocasionarán una caída del PIB de al menos un -1,8% y no descarta que la contracción llegue a ser de entre un -3% y un -4%, o incluso mayor.

También apunta que esta inestabilidad tendrá efectos económicos directos en los sistemas de salud regionales, "cuya infraestructura es insuficiente para enfrentar los problemas generados por la pandemia" y las tasas de mortalidad, y que habrá efectos indirectos en la oferta y la demanda económica.

Entre estos últimos señaló cinco aspectos clave:

La disminución de la actividad económica de los principales socios comerciales y sus efectos.
La caída de los precios de los productos primarios.
La interrupción de las cadenas globales de valor.
La menor demanda de servicios de turismo.
La intensificación de la aversión al riesgo y el empeoramiento de las condiciones financieras mundiales.

Otra previsión significativa es el valor de las exportaciones regionales que, se calcula, disminuirá al menos en un 10,7% por el descenso de los precios y "la contracción en la demanda agregada global".

Asimismo, hay que tener en cuenta un factor adicional que puede agravar las desigualdades entre países y grupos de ingresos y que se ha acentuado con la propagación del virus: el uso de internet y las tecnologías digitales.

"Los países de la región tienen capacidades productivas poco sofisticadas y fragmentadas a nivel regional, por lo que se requiere escalar las capacidades nacionales y regionales, principalmente en la producción y provisión de bienes de primera necesidad. Para ello es imperativo impulsar el comercio intrarregional", señala el informe.

El estudio indica que "dadas las desigualdades económicas y sociales de la región, los efectos del desempleo afectarán de manera desproporcionada a los pobres y a los estratos vulnerables de ingresos medios".

Además, se apunta la posibilidad de que la crisis aumente el empleo informal, que ya era del 53,1% en 2016, y que las familias más pobres envíen a sus hijos a trabajar incrementando las tasas de trabajo infantil y de baja o nula escolaridad.

Para la emergencia sanitaria la CEPAL destaca que es obligatorio "aplicar inmediatamente y de manera eficiente las medidas de contención sugeridas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), fortalecer los sistemas de salud y garantizar acceso universal a pruebas, medicamentos y curas".

La emergencia social demanda "medidas de protección de los ingresos para los grupos más vulnerables, medidas de protección del empleo, como los subsidios de desempleo e ingreso básico de emergencia, y medidas de apoyo a las pequeñas y medias empresas (PYMES) y los trabajadores por cuenta propia".

En relación con la emergencia económica, considera necesarias "acciones de política fiscal, de política monetaria y de cooperación internacional". (Prensa ONU, 3/4)

La industria de la aviación de Latinoamérica y el Caribe refuerza el llamado urgente a los gobiernos

BOGOTÁ - Las organizaciones regionales y actores clave representantes de las aerolíneas, aeropuertos, proveedores de servicios de navegación aérea, proveedores de la industria y otros sectores relacionados en América Latina y el Caribe reafirmaron el jueves su llamado conjunto a los gobiernos y autoridades para trabajar de manera coordinada y efectiva con el fin de mantener la viabilidad de la industria de la aviación.

Es comprensible que los gobiernos hayan implementado medidas drásticas como prohibiciones de viaje durante esta crisis de salud pública para proteger a sus ciudadanos y contener la pandemia COVID-19. En este momento, el sistema de transporte aéreo está desempeñando su papel permitiendo el transporte urgente de medicamentos, vacunas y personal médico y la repatriación segura de los ciudadanos a través de sus numerosas capacidades de transporte de emergencia y acceso remoto.

Sin embargo, fuera de estos vuelos críticos, el resto del sector del transporte aéreo en nuestra región se ha detenido, específicamente debido a las restricciones de movilidad, prohibiciones de viaje y cierres de fronteras vigentes. Como resultado, junto con otros negocios clave en la cadena de valor, la industria ahora enfrenta cada vez más una crisis de liquidez.

En ese marco, advirtieron que se está atravesando una reducción masiva de tráfico aéreo sin que exista un final a la vista y, por esta razón, opinamos que se debe asegurar de que los proveedores del transporte aéreo sobrevivan a esta crisis, sobre todo porque tendrán un papel esencial que desempeñar en la recuperación socioeconómica.

Entre las propuestas temporales específicas que sugieren implementar a lo largo de la cadena de valor del transporte aéreo, se solicita respetuosamente que se consideren las siguientes:

- Ayuda a la continuidad de los servicios prestados por las aerolíneas, aeropuertos, proveedores de servicios de navegación aérea y servicios asociados que respaldarán conjuntamente el retorno del tráfico aéreo comercial y garantizarán la sostenibilidad económica y financiera de la industria de la aviación.

- Inclusión del sector de la aviación en cualquier esquema nacional o paquete de ayuda especial para proporcionar alivio a la grave situación actual.

- Facilitación de la renegociación de la deuda y permitir que los presupuestos gubernamentales se reinviertan en el sector de la aviación.

- Ajuste de las condiciones laborales para empresas y empleados bajo acuerdos conjuntos como medida de contingencia.

- Flexibilidad con respecto a las reglas de slots y otras disposiciones no relacionadas con la seguridad que puedan permitir a la industria regresar a las operaciones rápidamente una vez que termine la contingencia.

- Alivio temporal en el requerimiento de desarrollo de infraestructura aeroportuaria, particularmente para cumplir con las obligaciones o proyectos de nivel de servicio que la industria no requiere de inmediato.

- Flexibilidad con las obligaciones de calidad de servicio hasta que las operaciones vuelvan a la normalidad.

Finalmente, y lo más importante, se solicita que cualquier medida de alivio se considere de manera no discriminatoria sin que ningún sector se beneficie a expensas de otro.

También se sugiere enérgicamente una mayor colaboración entre la industria y los gobiernos, no solo durante el resto de esta crisis, sino también durante su fase de recuperación. América Latina y el Caribe depende en gran medida de la conectividad aérea nacional, regional e internacional. Si la base de esta industria no sobrevive al brote de COVID-19, la recuperación socioeconómica de esta crisis en toda la región se verá gravemente obstaculizada.

Las organizaciones quedan a disposición para evaluar y ayudar a determinar la planificación de la viabilidad y recuperación del transporte aéreo, que protegerá el bienestar de su población y la sostenibilidad económica de sus países. (América Economía, 2/4)

Los mercados de América Latina arrancan en rojo preocupados por el aislamiento global ante el coronavirus

NUEVA YORK - La mayoría de los mercados de monedas y acciones de América Latina comenzaron la semana en rojo, a medida que crecen las preocupaciones sobre el impacto económico que tendrán las medidas de aislamiento alrededor del mundo para evitar una mayor propagación del coronavirus.

Los inversores sopesaban el aumento de las víctimas del COVID-19 contra las medidas de estímulo que habían dado un respiro a los activos emergentes la semana previa.

"La crisis causada por el coronavirus ha trastornado el pensamiento económico convencional", escribió en una nota Neil Shearing, economista jefe de Capital Economics. "Esto tendrá un profundo impacto en la economía global que el virus deja a su paso".

Este lunes volvía a faltar el aire en los mercados y provocaba un nuevo desplome de los precios del petróleo a niveles no vistos desde 2002.

"Los mercados ahora están apostando a que la crisis podría ser relativamente larga", opinó Carlo Alberto De Casa, analista jefe de ActivTrades. "Una caída clara por debajo de US$20 (en el precio del crudo) abriría espacio para nuevas caídas en medio de esta tendencia bajista masiva".

Las caídas en la región eran lideradas por el peso mexicano, con un 4,34%, aunque el referencial índice bursátil S&P/BMV IPC escalaba un 0,93%.

En Brasil, el real perdía un 1,43% y el índice de acciones Bovespa bajaba un 0,33%.

En Argentina, el peso se depreció un 0,13%, a 59,845/59,91 unidades por dólar, mientras que en la bolsa el índice Merval caía un 1,78% afectado por un creciente desinterés inversor.

El peso colombiano se deslizaba un 1,76% y el índice referencial de la bolsa, el COLCAP, caía un 1,22%.

El peso chileno, cedía un 1,59%, al tiempo que el índice bursátil IPSA ganaba un 1,53%.

En Perú, la moneda se depreciaba un 0,51%, mientras que el referente de la Bolsa de Lima operaba plano. (América Economía, 31/3)

Partidos comunistas de América del Sur destacan aporte de trabajadores cubanos de la salud frente a la Covid-19

LA HABANA - Una declaración conjunta, firmada por los partidos comunistas de América del Sur, destaca el importante rol que desempeñan los trabajadores cubanos de la Salud en el enfrentamiento a la pandemia que asola al mundo.

Las organizaciones políticas saludaron la realización de la Teleconferencia de Ministros de Salud y Cancillerías, convocada por la presidencia pro-témpore mexicana de la Celac, espacio que valoraron como «el único donde pueden reunirse todos los países de Nuestra América con la invalorable presencia de Cuba», a la que calificaron como «vanguardia mundial en innovación médica y bioquímica y en ética humanista». Participaron, además, la Organización Panamericana de la Salud y una delegación de alto nivel de la República Popular China.

La pandemia de la covid-19 desnuda trágicamente las deficiencias de los sistemas de salud de la mayoría de los países de la región, resultado de las políticas impopulares seguidas por los gobiernos neoliberales subordinados al gran capital monopolista, señala el comunicado.

Esas políticas socavaron la capacidad científica de muchos países para enfrentar la pandemia y dar una atención masiva a la población, continúa la declaración, situación que pone en evidencia «la naturaleza antisocial y parasitaria del neoliberalismo».

Los partidos comunistas, firmantes del texto, hacen saber que «consideran esencial garantizar los derechos de los trabajadores, desempleados y subempleados de los estratos sociales más pobres, como gesto humano y solidario».

El documento valora que se deben garantizar los salarios y una renta mínima para los trabajadores informales, «no son ellos los que deben pagar la crisis».

Los firmantes exigen en su declaración el cese inmediato del bloqueo y otras medidas coercitivas unilaterales contra Cuba, Venezuela y Nicaragua, y apoyan las palabras del Presidente de Argentina, Alberto Fernández, «quien se ha pronunciado dignamente al respecto».

«Es preciso y urgente condonar de manera definitiva la deuda externa de nuestros países con el Fondo Monetario y la banca internacional usurera», demandan.

La declaración conjunta agradece a los médicos, enfermeras, personal de los hospitales que están enfrentando las dificultades, y expresa la solidaridad con todos los afectados por la pandemia de la covid-19.

«Saludamos a los países que están llevando a cabo acciones de solidaridad con los más afectados como, por ejemplo, el envío de materiales de protección, ventiladores y materiales de salud, como China, Cuba y Rusia», acciones que contrastan, subrayaron, con las de Estados Unidos y la OTAN, que despliegan tropas y gastan enormes presupuestos militares que deberían ser dedicados a la salud.

«Luchamos por transformaciones profundas que vendrán de la mano de la unión de los trabajadores. Nos posicionamos con responsabilidad y con sentido de humanidad.

«¡Estamos presentes en la lucha por tomar medidas inmediatas para proteger la salud y salvaguardar los derechos de todos los pueblos en todos los rincones del planeta!», concluye el texto, que es rubricado por los partidos comunistas de Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela. (Granma, 31/3)

MATERIAL ANTERIOR

PORTADA | Mapa del Sitio    


Añadir Feeds

© Copyright 1997-2020  El Economista de Cuba EDICION ONLINE
Publicación Digital de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba  ANEC
Calle 22 esquina a 9na Nro. 901. Miramar. Playa. La Habana. Cuba 
Teléfonos: (53-7) 29 3303 y 29 2084 Fax: (53-7) 22 3456 

Hospedaje: Infocom. La Habana.