Sitio Oficial - XII Encuentro Sobre Globalización
y Problemas del Desarrollo
La Habana del 1 al 5 de marzo de 2010

  

SEGUNDO  DÍA

ENTRE CIELO Y TIERRA
Trabajo, justicia y dignidad
Por Heriberto Rosabal


[02.03.2010]- Actualización 8:50 am de Cuba

No obstante la prisa impuesta por la hora de su vuelo de regreso a Roma, Monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, Obispo Canciller de la Pontificia Academia de Ciencias del Vaticano, se llevó en su equipaje un mérito indiscutible: iniciar el XII Encuentro Internacional de Economistas sobre Globalización y Problemas del Desarrollo dando pie a la polémica.

Monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, Obispo Canciller de la Pontificia Academia de Ciencias del VaticanoEn su resumida conferencia El Evangelio del Trabajo, el iniciador de los paneles de esta reunión se refirió a temas que no pueden sino llevar a discusión en cualquier foro de esta naturaleza.

El hombre tiene a su disposición en la Tierra infinidad de bienes que, trabajo mediante, pueden sustentar el desarrollo de una vida digna. Para la doctrina cristiana, libertad y dignidad de la persona son fundamentales. El trabajo es base de la dignidad humana, expuso.

Hombres y mujeres tienen bajo sus pies todo a su disposición para satisfacer sus necesidades. ¿Qué hombres y mujeres? No unos pocos, sino todos, hasta los más humildes, con sus familias. Toda economía que así no lo asegure es injusta, aseveró Sánchez Sorondo, quien subrayó desde el principio que economía es también ética.

Hay una cierta justicia, vistos los países individualmente, pero no así globalmente -añadió en plan de tesis-, y no hay hasta hoy instituciones capaces de establecerla. Existe una disparidad enorme en la redistribución de bienes en el mundo, una evidente injusticia en el comercio internacional; no hay incentivos internacionales a lo que se hace bien, ni penalizaciones a lo que se hace mal, amplió.

De la crisis medioambiental, con expresión mayor en el calentamiento global, destacó la responsabilidad humana, a partir del uso de combustibles fósiles. Este -dijo- es ante todo un problema físico químico, base de la crisis global en general, en la que se incluyen luego problemas como los de la educación y la salud.

Según su enfoque, en lugar de recurrir a soluciones como la energía nuclear, debe haber un regreso a las energías limpias: solar, eólica, del agua.

La educación debe ser mejor atendida entre los temas globales, propuso, para luego significar que existe un vasto caudal de conocimientos y nuevas tecnologías como Internet, que pueden acelerar su transmisión, pero están los que pueden acceder a ellas y los que no.

En el trasfondo de esos problemas señaló la existencia en la modernidad de "una economía que apunta solo al lucro y al beneficio personal" y que termina volviéndose contra la ecología humana y la familia, llevando a la desesperanza a muchas sociedades, en las que se piensa cada vez menos en tener hijos, base de esperanza y de futuro en toda sociedad.

Monseñor Sorondo abogó por una unión global de las organizaciones sindicales de los países, para encontrar soluciones a los problemas globales, sobre la base del amor, en relación con lo cual felicitó el "ejemplar voluntariado de médicos y maestros cubanos" en muchos países. También, por el diálogo interreligioso, en aras de menos conflictos y más justicia, y -volviendo a sus planteamientos iniciales- por el regreso a trabajos manuales, elementales, en especial la agricultura, que con adelantos como las semillas transgénicas --polémicas aparte- pudiera resolver el hambre en el planeta.

Asiduo e inquieto participante de estos encuentros, el profesor argentino Julio Gambina fue directo al punto, no más terminar su conferencia Monseñor Sánchez Sorondo: Sorprende que se hable de economía del lucro y no del capitalismo, que es el orden que la propicia. No puede pensarse en la riqueza de Europa, sin recordar la explotación de la enormidad de bienes de nuestra región, de América Latina y el Caribe; de la ética de la economía, sin todo el oro de América convertido en monedas.

El problema ecológico no es solo físico-químico; como dijo el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en Copenhague, "si el clima fuera un banco, ya lo hubieran salvado". El problema mayor es el capitalismo que está detrás, la falta de justicia, de la que hoy quien se ocupa en el mundo es el Banco Mundial, para defender las grandes inversiones antes que para alimentar a millones de seres humanos. ¿Volver a la agricultura? ¿la de las transnacionales y el beneficio monopólico? ¿Cómo pensar en la dignidad humana en esas condiciones?, cuestionó Gambina.

Con puntos de vista afines se sumó al intercambio el profesor cubano Ernesto Molina, quién se preguntó: ¿es imposible que a escala global haya justicia? Sí, se puede, pero para eso hay que articular muchas luchas; el problema sí es de sistema; hay que transformar el sistema de explotación capitalista para llegar a una mejor distribución de bienes, a la dignidad y la justicia.

En respuesta a los comentarios y preguntas de ambos, el ponente subrayó el aporte de la doctrina cristiana a la visión de los seres humanos como iguales, lo cual se contrapone a la esclavitud, y recordó que el capitalismo salvaje siempre ha sido censurado por la Iglesia, si bien, señaló por otro lado, refiriéndose a los orígenes del capital, que "multiplicar el excedente en beneficio del otro, no puede decirse que esté mal".

PORTADA


     S   I   T    I   O           O   F    I   C   I   A  L  
XII Encuentro Internacional de Economistas Sobre Globalización y Problemas del Desarrollo.  
Palacio de Convenciones de La Habana

El Economista de Cuba ONLINE

Dirección General: Roberto Verrier Castro 
Dirección editorial: Arleen Rodríguez Derivet
Editora: María Isabel Morales

Staff:
Francisco Rodríguez Cruz, José Alejandro Rodríguez, Luis Úbeda (Corrector), Isabel Fernández Garrido (Coordinadora editorial), Tomás Rodríguez Zayas, Eduardo Montes de Oca, José Bodes Gómez, Hedelberto López
  Desarrollo WEB: Libia Bárbara Miranda Camellón  Fotografía: Alberto Borrego
Hospedaje Web:
 CubaWeb. La Habana. Cuba

 Web Evento: http://www.eleconomista.cubaweb.cu/globalizacion/
Correo Electrónico: globa2002@teleda.get.tur.cu
 

Diseño monitoreado por ProyectoWeb