Sitio Oficial - XII Encuentro Sobre Globalización
y Problemas del Desarrollo
La Habana del 1 al 5 de marzo de 2010

  

SEGUNDO  DÍA

Crisis: una antorcha frente al polvorín de la historia
Por Luis Jesús González

[02.03.2010]- Actualización 8:50 am de Cuba

Semejante a una llama en las inmediaciones del polvorín acumulado por el modelo neoliberal, la crisis extiende sus tentáculos más allá del ámbito financiero e incorpora millones de personas a su listado de víctimas anónimas bajo las premisas del rito de acumulación del capitalismo.

Carlos Bueno, profesor de la Universidad de SevillaPara el español Carlos Bueno, profesor de la Universidad de Sevilla, las normas impuestas por la crisis privan a los trabajadores de su capacidad de respuesta frente al apetito del capital, cuyas consecuencias proscriben la estabilidad, seguridad y futuro de millones de personas amenazados por la pandemia social del desempleo.

Resultado de la ortodoxia macroeconómica del neoliberalismo, la crisis mundial es la expresión de otras crisis gestadas en las últimas cuatro décadas por la ambición natural del capitalismo, empeñado en reducir sus costos e incrementar su margen de ganancias.

Bajo la bandera del libre mercado y con el Estado en función de rentabilidad de las grandes transnacionales, el antídoto keynesiano cede su lugar al veneno inoculado por los Chicago'boys, cuyas consecuencias restringen las alternativas de las personas en favor de la exigencias de un mercado desregulado, incluido el sector laboral.

Bajo estas premisas, los trabajadores asumen el futuro desde un situación muy desfavorable, con implicaciones para las relaciones históricas entre patrones y asalariados, al dejar los mecanismo de contratación fuera de un marco jurídico y confiere al capital una posición privilegiada en detrimento de toda la sociedad.

Paradójicamente, la restructuración del sector laboral bajo las prédicas neoliberales modifican las relaciones de poder, debilita la capacidad organizativa de los trabajadores, coloca a las fuerzas productivas en una vulnerable situación de eventualidad y agudiza las contradicciones entre los asalariados ocupados y los que esperan por una oportunidad laboral.

Al mismo tiempo, la desregulación del empleo quiebra los núcleos fundamentales de la organización empresarial y rompe, mediante la subcontratación, las maquilas y el establecimiento de empresas subsidiarias, la unidad de la clase obrera frente al capital y limita sus alternativas de preservar las garantías sociales de los trabajadores y reduce su capacidad de consumo.

Ante esta situación, los trabajadores quedan cautivos de la búsqueda de nuevos ingresos, tanto a través del pluriempleo, la extensión de las jornadas y el aumento del nivel de oferta de fuerza de trabajo, incrementada con el flujo de migraciones desde las naciones del sur subdesarrollado.

Como resultado de estas políticas, agudizadas por la crisis, millones de personas quedan privadas de organizar sus planes de vida, incluso de vislumbrar el futuro con un mínimo de certeza, porque todas sus esperanzas se reducen a la búsqueda de supervivencia.

Al mercantilizar el empleo, la crisis del capitalismo coloca el derecho al trabajo en la ruleta de las menguadas oportunidades, agudiza el endeudamiento de decenas de millones personas, reducidas a consumidoras, dependientes de un trabajo inseguro y virtuales candidatas al reino de la pobreza.

Con semejantes horizontes, la humanidad asiste a la confirmación de que las soluciones de la crisis no están en "el abismo capitalista", que reduce a la especie humana a la condición de productor de plusvalía, trabajador por menores ingresos y consumidor obligado de los caprichos del mercado, una receta que otorga a la crisis una visión de antorcha a las puertas del polvorín de la historia.

PORTADA


     S   I   T    I   O           O   F    I   C   I   A  L  
XII Encuentro Internacional de Economistas Sobre Globalización y Problemas del Desarrollo.  
Palacio de Convenciones de La Habana

El Economista de Cuba ONLINE

Dirección General: Roberto Verrier Castro 
Dirección editorial: Arleen Rodríguez Derivet
Editora: María Isabel Morales

Staff:
Francisco Rodríguez Cruz, José Alejandro Rodríguez, Luis Úbeda (Corrector), Isabel Fernández Garrido (Coordinadora editorial), Tomás Rodríguez Zayas, Eduardo Montes de Oca, José Bodes Gómez, Hedelberto López
  Desarrollo WEB: Libia Bárbara Miranda Camellón  Fotografía: Alberto Borrego
Hospedaje Web:
 CubaWeb. La Habana. Cuba

 Web Evento: http://www.eleconomista.cubaweb.cu/globalizacion/
Correo Electrónico: globa2002@teleda.get.tur.cu
 

Diseño monitoreado por ProyectoWeb