Archivos:   2013  |2014  2015  2016  2017

E L    E C O N O M I S T A    D E    C U B A                             -- edición online --

 PORTADA | Mapa del Sitio   

EL MUNDO AL DÍA
Un vistazo a la economía internacional
A cargo de José Bodes Gómez
 
- Unión Europea y Canadá critican aplicación por EE.UU. de ley contra Cuba
- Reino Unido rechaza nuevas sanciones de EE.UU. contra Cuba
- Cámara de Comercio estadounidense advierte sobre medida contra Cuba
- Muere Alan García en el suceso más dramático del escándalo de
corrupción originado por la firma Odebrecht
- La crisis del 737 Max obliga a Boeing a su mayor recorte desde el 11-S
- EE.UU. castiga a firma bancaria italiana por violar bloqueo a Cuba
- Empleos de mala calidad, uno de los principales problemas laborales a
nivel mundial

Unión Europea y Canadá critican aplicación por EE.UU. de ley contra Cuba

BRUSELAS - La Unión Europea (UE) y Canadá criticaron este miércoles
la decisión de Estados Unidos de implementar el Título III de la
polémica Ley Helms-Burton contra Cuba y anunciaron la aplicación de
medidas legales contra Washington si sufren afectaciones ocasionadas
por esa normativa.

En un comunicado conjunto, la alta representante de la UE para Asuntos
Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini; la comisaria
de Comercio, Cecilia Malmstrom; y la ministra de Relaciones Exteriores
de Canadá, Chrystia Freeland, deploraron la negativa de la Casa Blanca
a suspender esa legislación y advirtieron que apelarán a la
Organización Mundial del Comercio (OMC) si sufren perjuicio.

Esta jornada, el secretario norteamericano de Estado, Mike Pompeo,
comunicó que la administración de Donald Trump aplicará por completo a
partir del 2 de mayo el Título III de la ley Helms-Burton, aprobada en
1996, el cual instrumenta el carácter extraterritorial del bloqueo
económico, comercial y financiero impuesto a Cuba desde hace casi 60
años.

Dicho apartado permite a nacionales de Estados Unidos llevar a los
tribunales a personas o empresas de terceros países que invierten en
el territorio cubano en propiedades nacionalizadas tras el triunfo de
la Revolución, el 1 de enero de 1959.

Los predecesores de Trump, desde William Clinton (1993-2001), evitaron
poner en práctica el citado apartado de la Ley con suspensiones que se
prorrogaban cada seis meses.

'La decisión de Estados Unidos es lamentable y tendrá un importante
impacto en los operadores económicos legítimos de la UE y Canadá en
Cuba', señala el texto emitido en Bruselas.

‘La aplicación extraterritorial de medidas unilaterales sobre Cuba es
contraria al derecho internacional. La UE y Canadá estamos dispuestas
a trabajar juntas para proteger los intereses de nuestras compañías
mediante acciones en la OMC y a través de la prohibición de la
ejecución o reconocimiento de sentencias extranjeras basadas en el
Título III’, añade la declaración.

Asimismo, aclara que las normativas europeas y canadienses permiten
que, en respuesta a cualquier demanda estadounidense, se presente una
reclamación en las cortes de esos territorios.

Además, advierte sobre una espiral innecesaria de acciones legales si
Washington insiste en permitir procesos contra sus empresas.

Por otra parte, el bloque comunitario señaló que con esa medida, la
Casa Blanca incumple con compromisos asumidos en 1997 y 1998, cuando aseguró que no aplicaría ese apartado de la Helms-Burton si la UE suspendía una demanda presentada por tal motivo ante la OMC.

Reino Unido rechaza nuevas sanciones de EE.UU. contra Cuba

LONDRES - El gobierno británico calificó el jueves de extraterritorial
e ilegal la decisión de Estados Unidos de permitir que sus ciudadanos
entablen demandas contra empresas extranjeras que operan en Cuba.
La aplicación extraterritorial del Título III (de la ley Helms-Burton), que consideramos ilegal bajo el derecho internacional, amenaza con dañar a las compañías del Reino Unido y de la Unión Europea que hacen negocios legales con Cuba, advirtió la cancillería local en un comunicado.

El texto agrega que el gobierno británico trabajará de forma conjunta
con sus pares europeos para proteger los intereses de esas empresas.
La víspera, el secretario norteamericano de Estado, Mike Pompeo,
anunció que a partir del 2 de mayo próximo, la administración de
Donald Trump implementará por completo el Título III de la
controvertida ley sancionada por el entonces presidente Bill Clinton
en 1996.

Bajo ese acápite, los ciudadanos norteamericanos podrán entablar
demandas contra empresarios y compañías que tengan inversiones en
propiedades que les fueron nacionalizadas en Cuba después del triunfo
de la Revolución en 1959.

Hasta ahora, todos los mandatarios estadounidenses, incluido el propio
Trump, habían suspendido cada seis meses la aplicación del Título III,
con el cual se busca internacionalizar el bloqueo unilateral que
mantiene Washington contra la isla caríbeña desde cerca de 60 años, y
obstruir la inversión extranjera.

Cámara de Comercio estadounidense advierte sobre medida contra Cuba

WASHINGTON - La Cámara estadounidense de Comercio advirtió sobre
posibles afectaciones para las empresas norteamericanas por la próxima
aplicación contra Cuba del Título III de la Ley Helms-Burton,
rechazado dentro y fuera de este país.

A pesar de los llamados hechos por diversos sectores de la sociedad
norteamericana y de aliados internacionales para que la Casa Blanca
mantuviera suspendida esa sección de la ley aprobada en 1996, la
administración de Donald Trump anunció este miércoles que, a partir
del 2 de mayo próximo, permitirá su implementación total.

El mencionado acápite, que muestra el carácter extraterritorial del
bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington
contra la isla caribeña hace casi 60 años, permite a nacionales de
Estados Unidos demandar a quienes ‘trafiquen’ con ‘propiedades
norteamericanas’ en Cuba.

A través de tal mecanismo se incluye la posibilidad de promover una
acción en las cortes estadounidenses contra personas y entidades de
terceros países que invierten en el territorio cubano en propiedades
nacionalizadas tras el triunfo de la Revolución, el 1 de enero de 1959.

La medida anunciada ahora despertó el rechazo inmediato de socios
tradicionales de Washington como la Unión Europea y Canadá, pues ambas partes aseguraron que trabajarán de conjunto para proteger los
intereses de sus compañías con inversiones en Cuba, a través de
acciones en la Organización Mundial del Comercio.

Por su parte, la Cámara de Comercio de Estados Unidos advirtió, a
raíz de la decisión del Gobierno de Trump de poner en marcha el Título
III y abrir la puerta a la presentación de demandas, que ‘muchas
empresas norteamericanas serán ahora sometidas a contragolpes en
Europa, Canadá, América Latina y otros lugares’.

El anuncio de la administración republicana amenaza con ‘romper
nuestros lazos comerciales con estos países, que se encuentran entre
nuestros aliados más cercanos y mejores clientes’, apuntó la entidad
en un comunicado.

De acuerdo con el grupo de gestores que representa los intereses de
numerosos hombres de negocios y asociaciones profesionales, se
confirma con esta medida que seis décadas de intentar aislar a Cuba no
han logrado forzar el cambio esperado por Washington, y a pesar de ese
fracaso ahora se redobla tal estrategia.

Según la entidad, la consecuencia más probable es que la aplicacion
del título III de la Helms-Burton resulte en una prolongada marea
legal y diplomática que atrape a los tribunales, empresas y socios de
este país.

La Cámara de Comercio sostuvo que Estados Unidos estableció un
mecanismo legal para certificar y procesar los reclamos de propiedad
de sus ciudadanos en Cuba y en otros lugares, precisamente para evitar
que tal escenario se desarrolle.

Además, consideró que esta acción no está en concordancia con el
compromiso de la administración de mantener fuera de peligro a las
empresas estadounidenses legalmente autorizadas y previamente animadas a hacer negocios en Cuba

Muere Alan García en el suceso más dramático del escándalo de
corrupción originado por la firma Odebrecht


LIMA - Este miércoles se vivió el episodio más dramático del llamado caso
Odebrecht.

El expresidente de Perú Alan García decidió terminar con su vida con
un disparo en la cabeza y nada pudieron hacer los médicos que lo
atendieron para salvarlo.

La policía se encontraba rumbo a su vivienda para detenerlo cuando el
exmandatario tomó la drástica decisión.

Sin embargo, no es el único capítulo de la política latinoamericana
que está relacionado con lo que llaman "la mayor red de sobornos
extranjeros en la historia".

Los dineros ilegales que se atribuyen a la empresa constructora
brasileña Odebrecht ocasionaron terremotos políticos en países como
Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, México, Venezuela y Perú.

Generaron escándalos que alcanzaron muy altas esferas de la política
latinoamericana y por ello existen expresidentes, exministros y otras
exautoridades en prisión.

El Departamento de Estado de EE.UU. denunció que la firma Odebrecht
protagonizó la mayor "red de sobornos en la historia".

Sucedió después de que un juez brasileño destapara el escándalo en
2014 señalando millonarias cifras de lavado de dinero.

Ejecutivos de Odebrecht llegaron a reconocer que la firma había
cometido actos de corrupción incluyendo el pago de cerca de US$788
millones en sobornos.

Fundada en el noreste de Brasil en la década de 1940, Odebrecht fue
por largo tiempo una de las empresas de construcción más competitivas
de ese país, Sin embargo, el arresto de su director, Marcelo Odebrecht, en 2015 destrozó la imagen de la firma.

Inicialmente, el empresario negó todas las acusaciones de vínculos
corruptos con políticos, pero dos años más tarde, en una declaración
concertada con la justicia, realizó confesiones que aún hoy están
sacudiendo la política latinoamericana.

La crisis del 737 Max obliga a Boeing a su mayor recorte desde el 11-S

NUEVA YPRK - El 737 Max se ha convertido no ya en un problema para
Boeing, sino en un factor de incertidumbre para la economía de Estados
Unidos.

La crisis desatada en marzo pasado tras el accidente del avión de este
tipo de Ethiopian Airlines, ha puesto en peligro nada menos que una
décima y media del crecimiento del PIB de la primera economía mundial,
según las estimaciones realizadas por el mayor banco estadounidense,
JP Morgan.

Ese desproporcionado impacto se debe a la influencia de la industria
aeroespacial en las estadísticas de comercio exterior de EEUU. Y, dado
que la mayor parte de la producción del 737 se iba a destinar al
mercado exterior, la paralización de las ventas supone menos
exportaciones y, por tanto, menos crecimiento.

Así que el mercado, que hasta ahora había estado apostando por una
rápida resolución de la crisis, ha cambiado súbitamente su diagnóstico
después de dos anuncios realizados por Boeing la semana pasada. El
primero, hecho el jueves, fue el descubrimiento de un segundo fallo en
el software MCAS, al que muchos atribuyen la tragedia de Ethiopian
Airways y otra, en octubre, cuando otro Max, esta vez de la indonesia
Lion Air, se estrelló.

El segundo golpe se produjo el viernes 12, cuando Boeing anunció que
va a reducir la fabricación de Max de 52 a 42 mensuales. Es la primera
vez que el mayor fabricante de aviones del mundo recorta su producción
de un modelo desde el parón de la industria aeronáutica provocado hace
18 años y medio por los atentados del 11-S.

La decisión de Boeing tuvo un efecto de cascada sobre el sector
aeronáutico. Dado que los suministradores de componentes operan con un lapso de tiempo de entre 12 y 18 meses por detrás de los fabricantes,
existe el peligro evidente de crear un embotellamiento de aviones
almacenados por Boeing y de piezas, motores, y otros equipos por parte
de la industria auxiliar.

Pero el principal problema es para la empresa estadounidense, que
había fiado gran parte de su estrategia al Max. Según JP Morgan, el
35% del cash flow de Boeing iba a proceder este año del Max. Ahora,
con la perspectiva de que el avión no sea vendido durante meses, más
los costes de almacenamiento de los que se siguen fabricando, y las
más que probables demandas de las aerolíneas de indemnización por los
375 aviones que no pueden volar - más de 100 millones de euros por
unidad - Boeing afronta un impacto significativo en sus cuentas.

Congresistas de EE.UU. piden datos a bancos sobre negocios de Trump

WASHINGTON - Congresistas demócratas demandaron el miércoles
documentos e informaciones a bancos nacionales y extranjeros como
parte de su investigación sobre las transacciones financieras del
presidente estadounidense, Donald Trump.

De acuerdo con Adam Schiff, titular del Comité de Inteligencia de la
Cámara de Representantes, bajo control del partido azul, se pretende
determinar si otros Estados intentaron influir en la política
norteamericana.

Entidades bancarias de Estados Unidos como JPMorgan Chase, Bank of
America, Citigroup, Wells Fargo, Goldman Sachs y Morgan Stanley deben
proporcionar los datos requeridos, apuntó el diario The New York Times.

Asimismo, entre los bancos extranjeros se encuentra el Deutsche Bank,
de Alemania, que según reportes periodísticos está cooperando con los
legisladores dentro de sus obligaciones.

Las fuentes señalaron que en ese caso se trata de una pesquisa acerca
de los negocios entre Trump y la institución germana, y de las
posibles conexiones en otros países.

EE.UU. castiga a firma bancaria italiana por violar bloqueo a Cuba

WASHINGTON - La compañía bancaria italiana Grupo UniCredit pagará a
entidades de Estados Unidos mil 300 millones de dólares por
presuntamente violar las sanciones impuestas por Washington contra
Cuba y otros países, se conoció el martes en esta ciudad.

Para resolver el caso, tres bancos pertenecientes a esa firma
(UniCredit Bank AG, en Alemania, UniCredit Bank Austria AG, y
UniCredit S.p.A., en Italia) llegaron a un acuerdo sobre la citada
suma con los departamentos del Tesoro y de Estado, el fiscal del
Distrito de Manhattan y la sucursal de Nueva York de la Reserva Federal.

El Departamento del Tesoro difundió en un comunicado que su Oficina de
Control de Activos Extranjeros cobrará 611 millones de dólares a las
mencionadas instituciones bancarias debido a transacciones que habrían
ignorado los castigos estadounidenses contra Cuba, Irán, Libia, Sudán,
Siria y Myanmar.

Por su parte, el Departamento de Servicios Financieros (DFS) del
estado de Nueva York señaló en una declaración que impuso una multa de 405 millones de dólares al Grupo UniCredit 'por violaciones a las
leyes de sanciones que involucraron miles de millones de dólares en
transacciones ilegales y no transparentes' relacionadas con los
mencionados territorios.

Sobre el caso específico de Cuba, la oficina neoyorquina detalló que
UniCredit S.p.A. realizó 'pagos ilegales' relacionados con entidades
del país caribeño.

Casi el 60 por ciento de las transacciones inadmisibles de UniCredit
S.p.A. violaron las sanciones de larga data de Estados Unidos contra
Cuba, y muchos de esos movimientos involucraron pagos relacionados con cartas de crédito para el envío de productos a la nación antillana
desde diversos lugares del mundo, agregó el DFS.

Tales transacciones, apuntó el comunicado, abarcaron desde al menos
2003 hasta 2012, y el valor de los pagos salientes durante ese tiempo
superó los 50 millones de dólares.

De acuerdo con la agencia Bloomberg, UniCredit, el mayor banco de
Italia, es solo una de las varias instituciones financieras europeas
que debieron resolver casos similares.

En total, 15 bancos del llamado viejo continente han pagado juntos más
de 19,5 mil millones de dólares por desobedecer los castigos de
Estados Unidos contra varios países, precisó el medio.

Hace menos de una semana se dio a conocer que el banco Standard
Chartered, con sede en el Reino Unido, tendrá que entregar mil 100
millones de dólares por presuntamente violar el bloqueo económico,
comercial y financiero impuesto a Cuba hace casi 60 años, y las
sanciones contra Irán, Siria, Sudán y Myanmar.

Asimismo, el 11 de abril se informó que el también británico Grupo
Acteon, un proveedor de servicios submarinos en la industria de
petróleo y gas, deberá desembolsar 227 mil 500 dólares por
infracciones relacionadas con la isla caribeña e Irán.

Empleos de mala calidad, uno de los principales problemas laborales a nivel mundial

GINEBRA - El empleo de mala calidad es hoy uno de los principales
problemas de los mercados de trabajo en el mundo.

En tal sentido, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) señala
que millones de personas en el orbe se ven obligadas a aceptar
condiciones de trabajo deficientes.

En el año 2018, la mayoría de los tres mil 300 millones de personas
empleadas en el mundo no gozaba de un nivel suficiente de seguridad
económica, bienestar material e igualdad de oportunidades, refiere un
informe de la institución de Naciones Unidas.

Unido a ello, el avance de la reducción del desempleo a nivel mundial
no se ve reflejado en una mejora de la calidad del trabajo.

La OIT advierte que, al ritmo actual, la consecución del objetivo de
trabajo decente para todos establecido entre los Objetivos de
Desarrollo Sostenible (ODS), concretamente el 8, es inalcanzable para
muchos países.

El informe alerta que los responsables de formular las políticas deben
afrontar esta cuestión, pues de lo contrario se corre el riesgo de que
algunos de los nuevos modelos empresariales, en particular los
propiciados por nuevas tecnologías, socaven los logros conseguidos en
el mercado laboral.

Tener empleo no siempre garantiza condiciones de vida dignas. Por
ejemplo, un total de 700 millones de personas viven en situación de
pobreza extrema o moderada pese a tener un puesto, señala Damian
Grimshaw, director del Departamento de Investigaciones de la OIT.

Entre las cuestiones destacadas en el informe figura la falta de
progreso en cuanto a la brecha entre mujeres y hombres en la
participación laboral.

La tasa de participación laboral femenina fue de solo el 48 por ciento
en 2018, muy inferior al 75 por ciento de la tasa masculina. Asimismo,
las mujeres predominan en la fuerza de trabajo potencial y subutilizada.
Otro problema es la persistencia del empleo informal: en esta
categoría hay dos mil millones de trabajadores - el 61 por ciento de
la población activa mundial.

Además, un aspecto preocupante es que más de una de cada cinco
personas jóvenes (menores de 25 años) no trabaja, ni estudia, ni
recibe formación.

En el caso de América Latina y el Caribe, se prevé que el empleo
aumente solo el 1,4 por ciento al año en 2019 y 2020.

El descenso relativamente lento de las cifras de paro regional se debe
a las diferentes situaciones del mercado laboral de cada país.
La informalidad y la mala calidad del trabajo siguen siendo
generalizadas en todo tipo de empleo, añade la OIT.

Fuentes: Prensa Latina, BBC Mundo, Sputnik News, El Mundo (Madrid), AFP y EFE.
Cierre: 20 de abril de 2019.
 

MATERIAL ANTERIOR

PORTADA | Mapa del Sitio    


Añadir Feeds

© Copyright 1997-2019  El Economista de Cuba EDICION ONLINE
Publicación Digital de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba  ANEC
Calle 22 esquina a 9na Nro. 901. Miramar. Playa. La Habana. Cuba 
Teléfonos: (53-7) 29 3303 y 29 2084 Fax: (53-7) 22 3456 

Hospedaje: Infocom. La Habana.