Archivos:   2007 | 2008  | 2009  | 2010  | 2011  2012  2013

E L    E C O N O M I S T A    D E    C U B A                             -- edición online --

 PORTADA | Mapa del Sitio | EDICIÓN IMPRESA   

EMPRESAS SOCIALMENTE RESPONSABLES
Una opción cada vez con mayor espacio
Por Gabino Manguela Díaz
Así lo asegura Ricardo Young, empresario brasileño, asistente al Congreso Internacional sobre Gestión Económica y Desarrollo, que sesionó en La Habana.

La primera sentencia del brasileño Ricardo Young, no más iniciar nuestra plática, fue que en el mundo empresarial "la ganancia por la ganancia es un crimen de lesa humanidad; por eso desarrollamos el concepto de que la sostenibilidad en la gestión económica es un eje central para el desarrollo".

Young, fundador del Instituto Ethos, trajo al Primer Congreso Internacional sobre Gestión Económica y Desarrollo esa nueva concepción en el mundo empresarial de hoy, cuyo concepto más acabado —asegura— está en las teorías del Premio Nobel de la Paz (2006) Mohammad Yunus, de Bangla Desh.

En un momento en que las emisiones de gases de efecto invernadero van en constante aumento y el deterioro ambiental compromete cada vez más la vida humana, principalmente en los países en desarrollo, Young asegura que sus valoraciones ganan espacio.

"La felicidad no depende exclusivamente del PIB; la correlación entre consumo y bienestar llega solo hasta un punto; ¿cuál es el modelo de desarrollo que necesitamos en un mundo que reclama una creciente sostenibilidad?", se preguntó nuestro entrevistado en el Palacio de Convenciones durante la Conferencia Magistral que ofreció durante la inauguración del citado congreso.

"El sistema capitalista de desarrollo ―dijo― está muy ligado al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) y nosotros como empresa de responsabilidad social no priorizamos la ganancia financiera —que, por supuesto, existe— sino el valor que creamos, la relación que establecemos con todas las partes y lo que revertimos al medio ambiente en busca de mayor sostenibilidad.

"Luego del huracán Katrina ―continuó― las entidades aseguradoras y el capital financiero internacional comprendieron que el cambio climático les traería cada vez mayores prejuicios; y aunque es cierto que las políticas neoliberales contradicen en alguna medida lo anterior, cada vez pierden más espacio.

"La responsabilidad social de la empresa es una forma de gestión que se define mediante el establecimiento de metas compatibles, precisamente, con la sostenibilidad, visto esta como la capacidad de continuidad en un largo plazo", indica.

"Asimismo ―destaca―, preconizamos un cambio de cultura en cuanto al manejo sustentable, innovación y nuevas tecnologías, un nuevo marco legal y regulatorio, y algo de suma importancia: una verdadera revolución en los valores que creamos.

"Somos diferentes a una entidad sin fines de lucro, pues una vez que cubrimos las principales obligaciones dedicamos el beneficio a reinvertirlo para mejorar el producto, esa es nuestra misión social", dijo.

No es que esa institución no piense en las ganancias, pues, asegura el entrevistado, "tenemos que satisfacer rubros de suma importancia en la vida de nuestros trabajadores: salario, asistencia médica y otras facilidades, pero el excedente es reinvertido sustentablemente".

Al inquirir acerca de algunas ventajas de las llamadas empresas de responsabilidad social con respecto a otras entidades, Young subrayó la disminución de los conflictos laborales, ya que todos los eslabones empresariales —incluidos los trabajadores— comienzan a ver los intereses más entrelazados, a la vez que crece la imagen institucional y la sustentabilidad del negocio a largo plazo.

"Es que una vez que nos trazamos un objetivo, digamos en el sector forestal, llegamos a alcanzar relaciones especiales con las personas que conviven en esas áreas, y como revertimos allí todo el excedente de nuestras ganancias, llegan a considerar la empresa como algo familiar, dadas las ventajas que han ido obteniendo".

El empresario del país suramericano refirió que las empresas socialmente responsables no sustituyen al Estado, pero ayudan a suplir las consecuencias de la exclusión social y agregó que esta nueva concepción no está generalizada en la región latinoamericana, aunque si es creciente su presencia. "En Brasil está más desarrollada", significó.

El Instituto Ethos, del cual Young es fundador, se inició hace algunos años con solo 11 empresas y ya hoy agrupa a más de mil 200 entidades dedicadas a las más diversas actividades, entre ellas energía, salud, alimentación y otras.

Finalmente, el economista, cuya labor le permitió obtener unos 4 millones de votos cuando hace unos tres años se postuló para senador por el estado brasileño de Sao Pablo, destacó las grandes ventajas que a su entender tendría Cuba en asuntos de empresas socialmente responsables.

"Creo que en Cuba el concepto de empresas socialmente responsables tiene una enorme oportunidad; la isla tiene la posibilidad de demostrar un sistema de desarrollo sustentable si se logra liberar la capacidad creadora y emprendedora de la sociedad", puntualizó.

PORTADA | Mapa del Sitio    


Añadir Feeds

© Copyright 1997-2013  El Economista de Cuba EDICION ONLINE
Publicación Digital de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba  ANEC
Calle 22 esquina a 9na Nro. 901. Miramar. Playa. La Habana. Cuba 
Teléfonos: (53-7) 29 3303 y 29 2084 Fax: (53-7) 22 3456 

Hospedaje: Cubaweb. La Habana.